Un modo delicioso de comer rica verdura. Creo que es un plato genial para los niños por su textura, además de que es bastante rápido de hacer.

Ingredientes para 4 personas: ¼ kg de zanahorias, 100 g de quinoa, 1 cebolleta pequeña, 1 diente de ajo o un ajo tierno, 1 nabo, 1 huevo, pan rallado, aceite de oliva virgen extra, sal, comino y cualquier especia. Yo le añadí merken, especia parecida a las ñoras.

Cocer la quinoa previo lavado durante 15 minutos y dejar que se escurra. Reservar.

Rallar la zanahoria, el ajo y el nabo y picar mucho la cebolleta. 

En un bol mezclar toda la verdura con la quinoa cocida, el huevo batido, el pan rallado y las especias. Se puede dejar la mezcla para que tome sabor unos minutos en la nevera.

Poner a calentar una sartén con poco aceite.  Ir haciendo bolitas de la mezcla para aplastarlas y redondearlas con la mano, añadiéndoles un poco de pan rallado si fuera necesario.  Pasarlas por el aceite por ambos lados. Deben quedar un poco doradas por fuera. Servir.

La mezcla admite un poco de buen queso rallado.