Ventilación, luz exterior e higiene son los tres factores importantes para que la cocina de nuestra casa sea saludable, y más en tiempos del Covid-19. Sobre ello giró una charla impartida por el Instituto Silestone, a cargo de la arquitecta Rita Gasalla. Me ha parecido interesante traer este tema al blog, tomando literalmente el contenido de la nota de prensa recibida. 

Según la arquitecta, hay 8 aspectos clave a cuidar en los lugares comunes de las viviendas, especialmente en la cocina, además de otros 7 a mejorar, todo ello para evitar las infecciones.

 

Sobre la importancia del aire limpio, es necesario  

  • Ventilar los ambientes y espacios comunes de manera frecuente ya que las partículas de germen se mantienen en el aire unas 3 horas.
  • No fumar en el interior de la vivienda.
  • Instalar la mesa del comedor cerca de la ventana para una mejor ventilación.
  • Ser tolerantes con la temperatura ambiente permitiendo que entre el máximo de aire fresco. Y así evitar humedades.
  • Cuidado con las pinturas barnices y otros materiales como el plomo -en las viviendas construidas antes de 1980 este material estaba permitido-.
  • Es aconsejable quitarse los zapatos al entrar en nuestras casas, habilitando, si es posible, un espacio en el vestíbulo para este fin.

 

Las 8 medidas saludables recomendadas en la cocina

  1. Limpiar superficies de manera frecuente, ya que el virus permanece hasta 3 días en las superficies interiores.
  2. Ventilar la cocina, antes y después del cocinado, debido a que es un espacio donde se manipulan y conservan los alimentos.
  3. Contar con una buena campana extractora, que deberíamos tener encendida mientras cocinamos, en especial en las cocinas que son abiertas e integradas a otros ambientes.
  4. Es muy importante la luz natural. Si no contamos con ella debemos intentar adaptar la luz artificial a circunstancias óptimas.
  5. Incorporar plantas que oxigenen este espacio.
  6. Utilizar electrodomésticos lo más silenciosos posibles para lograr mantener un confort acústico.
  7. Colocar detectores que mejoren la calidad del aire.
  8. Instalar ventanas oscilobatientes que permitan una apertura parcial.

 

Y sobre los 7 aspectos para mejorar en tu cocina

  1. Cuidar los olores. Los ambientadores no son aconsejables.
  2. Disponer de materiales sin juntas y no porosos para encimeras.
  3. Contar con suelos antideslizantes, fáciles de limpiar.
  4. Evitar los plásticos en la nevera y al momento de calentar platos.
  5. Colocar la despensa lejos de los electrodomésticos que disipan calor o vapor porque el vapor caliente deteriora lo alimentos.
  6. La despensa es aconsejable que esté cerca de la nevera, otro espacio de almacenamiento.
  7. Ser conscientes de los focos de contaminación e intentar mejorar sus condiciones.

Dentro de las viviendas, la cocina es el espacio más evolucionado y tecnificado, de ahí que merezca nuestra atención, conscientes de los focos de contaminación que contiene.

 

#Yomequedoenlacocina