La cocina de cuéntame. En una librería de viejo encontré una revista de cocina que traía este pequeño cuadernillo o suplemento, fechado en junio de 1993, con muchos consejos de cocina, recomendaciones de nuestra actriz Concha Velasco, que pone cara a la publicación. En estos días duros para todos, traigo un poco de frivolidad culinaria, de hace ya 27 años.

NO GUARDES LA LECHUGA EN UNA BOLSA DE PLÁSTICO: lávala y guárdala en un recipiente hermético en la parte baja de la nevera. 

PARA REANIMAR UNA LECHUGA MUSTIA; sumérgela unos minutos en agua caliente y a continuación ponla en remojo en agua bien fría. 

AÑADE CURRY A LA VINAGRETA: para un sabor distinto, añade una punta de curry a la salsa vinagreta.

ALIÑA ZANAHORIAS CON LIMÓN: la zanahoria rallada tiene mejor sabor aliñada con limón que con vinagre y no se ennegrece. 

AGUA CON VINAGRE PARA ELIMINAR INSECTOS: limpia la lechuga en agua fría quince minutos con una cucharada de vinagre.

UNA HOJA DE MENTA DA UN PERFUME DELICIOSO: a la ensalada.

NO TIRES LAS HOJAS VERDES DE LA LECHUGA: recuerda que las hojas más pigmentadas son las más nutritivas. 

CADA COLOR UNA VITAMINA: en la ensalada, mezcla muchos colores. 

PRUEBA LA ESCALIBADA: con pimientos grandes rojos y berenjenas sanas, lávalos y ponlos al horno fuerte, girandolos de vez en cuando hasta estar tostados. Cuando se enfríen, pélalos y lávalos bajo el grifo cortándolos a tiras manualmente. Aliñarlos con aceite, vinagre y sal. 

ELIMINA EL EXCESO DE VINAGRE CON MIGA DE PAN: absorbe todo el líquido y podrá aliñarse de nuevo. 

UTILIZA LOS TALLOS DE LOS AJOS TIERNOS: son deliciosos mezclados con la ensalada. Para conseguirlos fuera de temporada, poner una cabeza de ajo sobre un vaso de agua, los troncos se desarrollarán fácilmente.

ENDIBIAS MENOS AMARGAS: para quitarles su aspereza, déjalas un rato en remojo en una mezcla de leche y agua a partes iguales o echando un trozo de pan al hervirlas o añadiendo un vaso de leche al agua de cocción.

REDUCE EL VOLUMEN DE LAS ESPINACAS: para evitarlo salpícalas con agua hirviendo y disminuirán. 

ELIMINA EL SABOR A LATA DE LOS GUISANTES ENLATADOS: aclarándolos con agua templada y con unas gotas de limón. 

ELIMINA EL OLOR DE LA COLIFLOR CON VINAGRE:  pon sobre la cacerola un trapo bien embebido en vinagre que filtrará el olor.

PARA COCER BIEN LOS ESPÁRRAGOS, ponlos en una olla o pote alto y de poca base con las puntas en alto. Lleno de agua hirviendo, justo hasta la base de las puntas de los espárragos, 10 minutos, añadir agua caliente y luego 8 minutos más.

UN POCO DE ACEITE EN LOS ESPÁRRAGOS AL HORNO: en bandeja y aliñándolos con aceite.

GUISANTES MÁS APETITOSOS; con una cucharadita de azúcar en el agua de cocción.

HIERVE LAS ZANAHORIAS EN LECHE: quedarán más melosas y suaves.

GUARDA LAS PATATAS A OSCURAS Y CON MANZANAS: para su mejor conservación, extendidas, sin amontonarse. 

UN CAVIAR DE BERENJENA: lavar y poner en horno caliente 20 minutos. Cortarlos a lo largo, extraer la carne, añadir aove, perejil y un ajo, sal y pimienta. Mezclar todo y enfriarlo en nevera.

SISTEMA RÁPIDO DE ELIMINAR EL SABOR AMARGO DE PEPINO O BERENJENA: cortar una punta, con el trozo frotar la sección que ha quedado a la vista, seguir frotando hasta que desaparezca una espuma blanca. Hacer lo mismo con el otro extremo.

SUAVIZAR EL SABOR DE LAS CEBOLLAS CRUDAS; CORTARLAS A RODAJAS Y DEJARLAS EN AGUA FRÍA DURANTE UNA HORA.

RÁBANOS CRUJIENTES SUMERGIENDO LAS HOJAS EN AGUA FRÍA.

NO GUARDES EL TOMATE DE BOTE EN LA LATA: si sobra tomate triturado o de concentrado de tomate, poner en tarro de cristal y echar por encima un poco de aceite.

GUARNICIÓN DE COL ROJA PARA GUISOS DE CERDO: Cortarlas a láminas finas y dejarlas cocer un buen rato, añadiendo manzana ácida cortada fina y seguir cociendo hasta que se confite.

LAVAR LAS FRESAS ANTES DE ARRANCAR EL PEDÚNCULO: para no disiparlas, primero pásalas por agua. 

FRESAS CON NATA MÁS CREMOSAS, si añades a la nata una clara de huevo montada con azúcar.

ACENTUAR EL SABOR DE LAS FRESAS: espolvoréalas con azúcar y después echar por encima medio vasito de agua con cinco o seis gotas de vinagre, y a refrescar a la nevera.

PARA NO MALGASTAR EL ZUMO DE LIMÓN, no partirlo por la mitad, píncharlo con un palillo de madera y presiona, así goteará.

ESPOLVOREA CON SAL EL LIMÓN CORTADO, para que al utilizarlo esté fresco y jugoso.

A IGUAL TAMAÑO COMPRA EL MELÓN MÁS PESADO: será más bueno el que pese más.

PON LAS PERAS CABEZA ABAJO: para que se conserven sin estropearse.

OTRA FORMA DE COMER MANZANAS: congelándolas, al comerlas descongeladas parecerán hechas al horno.

LAS MANZANAS SON UN BUEN LAXANTE: por su fibra y por la pectina. Pero cocidas tienen el efecto contrario, contra la diarrea.

LA MACEDONIA, CON ZUMO DE LIMÓN: para que no se ennegrezcan.

EXÓTICA SALSA DE AGUACATE: con frutos maduros, extraer la pulpa y chafarla mezclándola con el zumo de limón y cucharada de mostaza, acompaña ensaladas, y carnes frías.

GRANOS DE ARROZ PARA QUE LA SAL QUEDE SUELTA: mezclar cuatro a cinco granos de arroz sobre el salero, para evitar que se humedezcal.