Unos judiones de La Granja, mantecosos y llenos de fibra, y una de las setas más interesantes de la temporada, traídas de la provincia de Huelva. Un plato hecho en un solo cacharro, acompañado de una ensalada con algo de proteína, para mitigar la monotonía de este confinamiento. El almuerzo a hora temprana.

Ingredientes: 250 g de judiones, caldo de verduras casero, laurel, cebolleta, 250 g de gurumelos (limpios), sal, ajetes, aceite de oliva virgen extra y unas cuantas rodajitas de buen chorizo.

Tras remojar los judiones la noche anterior, al día siguiente los cocemos en una olla con el  caldo, asustándolos tres veces con agua fría, más o menos una hora y media, con el laurel, la sal y la cebolleta.

Limpiamos y troceamos los gurumelos y los salteamos en sartén con aceite y con los ajetes picados y las rodajas de chorizo.

Añadimos los gurumelos a la cazuela con los judiones y mezclamos bien, corrigiendo de sal.

Al día siguiente está más rico este plato.