Tengo publicada aquí otra receta similar en el año 2014. Pero he decidido repetirla con otras modificaciones que han mejorado el plato sin duda. Además, la receta va dedicada al “Año de la Aceituna” en Sevilla, tras crearse la Indicación Geográfica Protegida de las aceitunas manzanilla y gordal, las aceitunas de mesa sevillanas.

Ingredientes para cuatro personas: 600 g de pechuga de pollo (utilicé pollo ecológico por cierto), 2 cebollas moradas medianas, 1 pimiento rojo, 2 dientes de ajo, aceite de oliva virgen extra, hebras de azafrán, 400 ml de caldo de pollo y verduras casero, 50 g de aceitunas de mesa sevillanas variedad manzanilla, el zumo de un limón y sal.

En una cazuela con aceite salteamos el pollo troceado, hasta dorarlo. Mientras, picamos cebollas y pimientos junto a los ajos. Sacamos el pollo y sofreímos en la misma cazuela el pimiento, el ajo y la cebolla unos cinco minutos, añadiendo algo del caldo de verduras y dejándolo hervir durante 10 minutos, cuidando de que no se quede sin líquido.

Pasado el tiempo, añadimos el pollo, el azafrán y el resto del caldo. Dejamos que cueza todo y ponemos las aceitunas (les habremos sacado previamente el hueso si lo tuvieran) y la sal, dejándolo todo 20 minutos más o hasta que el pollo esté tierno.

El guiso admite otras especias, si bien con éstas el resultado es muy bueno. El pimiento rojo le da un toque dulce y la aceituna de mesa de calidad un acabado distinto.