Con motivo del segundo Encuentro Vitivinícola de La Palma del Condado (Huelva), celebrado los días 6 y 7 de marzo, hemos participado en una de las mesas redondas organizadas por la Asociación de Amigos del Vino del Condado, en el Teatro España de la localidad. Este año las jornadas han estado dedicadas a los vinos de Somontano.

La primera mesa redonda –moderada por el sumiller Fran León- estuvo compuesta por comunicadores –sumilleres y prescriptores- profesionales o aficionados, de diversos puntos de España, que actúan en diferentes canales y redes sociales -Facebook, Instagram, etc.- y que cuentan con miles de seguidores.

Lupe Andrade (Bodegas Andrade), Claudio García (Asturias, loco del vino), Carmen Granados (sumiller, Jerez, Miss Catas), Silvia Flores (Jerez, González Byass) y Adolfo Fernández (catas-youtuber y comercio on-line), hablaron del vino como materia viva y un mundo de sensaciones para comunicar; del disfrute del vino y de la naturalidad en la comunicación en sus mensajes, pero también de cómo graban sus vídeos caseros. Recordaron que no todo está en google y que el vino es un producto muy democratizado, pues todos lo pueden disfrutar.

Tras estas intervenciones, dio comienzo la segunda mesa redonda, en la que participé junto con cuatro cocineros, entre ellos Francisco J. Pérez Menacho, de Grazalema, José Ramón, formado en la Taberna del Alabardero de Sevilla y la pareja que regenta el Restaurante Lopis de La Palma del Condado. Durante algo más de una hora, se habló del vino y la cocina, de sus posibilidades y de la importancia de armonizar el vino con el plato. Lógicamente salió el tema de la necesaria formación enológica en los alumnos de las escuelas de hostelería y de los empleados de sala en los restaurantes.

En cuanto a mi modesta intervención, aludí a que mi experiencia con el vino en la cocina se resumía en tres vertientes: como bloguera (transmitiendo los conocimientos adquiridos y las sensaciones experimentadas en catas, contado todo ello en mis entradas); como cocinera de casa (por la importancia de usar los mismos buenos vinos de beber en los guisos y las posibilidades de cada uno); y como comensal (comprometida con los vinos andaluces, que siempre pido en bares y restaurantes, y que no siempre están disponibles).

Estos pequeños aportes dieron lugar a debate por los asistentes, finalizando en un brindis con y por los vinos del Condado, auténticos protagonistas de estas jornadas, concretamente con los exquisitos vinos de naranja, servidos por nuestro amigo Antonio del Mar, de la firma Andalucía de Vino.

Y además, por primera vez intervengo en un evento fuera de mis “fronteras naturales” que son Cádiz y Sevilla, ahora en la provincia de Huelva.

Gracias, Fran León, por tu invitación. Aprendí mucho.