Una presa de cerdo suele pesar alrededor de ½ kg. La que compré no llegaba, y como en casa comemos poca carne, ésta nos ha servido para comer varias veces dos personas. Procede de la ganadería de Vejer de la Frontera, una referencia en los productos cárnicos de la provincia. Y opté por hacerla a la sal.

Ingredientes, 2-3 personas.

Presa (pieza de carne de cerdo ibérico, 400 g aproximadamente), 300 g de vino tinto, 3 cucharadas de miel artesana, 60 g de arándanos de Huelva y ½ kg de sal gorda de las salinas de Cádiz.

Recordemos que la presa tiene bastante grasa y no necesita nada más. Por ello, prácticamente sin aceite, la doramos en una cazuela y la reservamos. Mientras tanto, ponemos el horno a calentar a 200º.

Preparamos la bandeja del horno con sal gorda, ponemos encima la carne y cubrimos con más sal. La ponemos al horno al máximo unos 30 minutos, la sacamos y le quitamos la sal.

Mientras, en un cacito ponemos a calentar el vino a fuego medio bajo con la miel y dejamos unos veinte-treinta minutos a que reduzca.

En una sartén pequeñita salteamos con poco aceite los arándanos y los pasamos por la batidora.

Mezclamos el jugo de los arándanos con el vino que ya deberá estar más reducido y espeso, dejándolo un par de minutos más.

La carne horneada se servirá cortada en rodajas y con la salsa por encima.