Una receta sencilla y muy sabrosa, en función, lógicamente de la frescura y de la calidad de sus ingredientes. Tenía congelados desde fin de diciembre unos pocos langostinos y ya era hora de que se consumieran. Las cantidades que doy son para dos personas -ración justa a mi criterio-. Es cuestión de añadir más si así se considera, adaptando a los comensales. 

Ingredientes para 2 personas: 8-10 langostinos, 100 g de arroz basmati, caldo de pescado y marisco, ½ vasto de vino fino, 1 pimiento verde pequeño, ½ pimiento rojo, 1 zanahoria, ½ puerro, 1 manojo pequeño de cebollinos, hojillas de ñoras, sal (opcional, porque casi no es necesario) y aceite de oliva virgen extra. Es muy importante que el picado sea muy fino. 

Pelamos los langostinos y reservamos las cabezas. Picamos el puerro, los pimientos, la zanahoria todo muy pequeño. Cocemos las cabezas de langostinos en el caldo de pescado o en agua si no tenemos caldo. Picamos el cebollino. 

Cocemos el arroz durante 15 minutos en el caldo que tenemos preparado. Escurrimos y reservamos.

En una cazuela profunda con poco aceite pochamos a fuego fuerte toda la verdura picada durante unos diez minutos, añadiendo el vino y dejando otros cinco minutos más. Ponemos los langostinos y vamos salteando con cuidado hasta que estén rosados.

Para finalizar, añadimos el arroz, el cebollino y corregimos de sal. Tal vez la sal no haga falta.

Servimos.