Mucho me alegra la noticia de la constitución formal de la plataforma “Mercados Tradicionales de España”, una asociación de mercados de abastos españoles, procedentes -por ahora- de siete comunidades autónomas, a la que irán adhiriéndose poco a poco más mercados. Su objetivo será defender y preservar la identidad de estos centros comerciales históricos de muchas ciudades y pueblos de España, la mayoría de ellos con muchos años de historia. Mis lectores saben de mi debilidad por los mercados de abastos.

Se trata de aunar fuerzas en todos los sectores económicos, y los mercados de abastos no son una excepción, al igual que la mayoría de los comercios pequeños o grandes superficies, con idea de defender sus intereses y hacerse más competitivos, y creo que también más visibles. Pero sobre todo, para mostrar la gran función social de los mercados de abastos.

Y es que hoy, más que nunca, los mercados necesitan hacerse importantes  (como lo que son) y seguir siendo competitivos, frente a otros formatos comerciales que últimamente parecen estar más cercanos a los consumidores.

La asociación constituyente cuenta con los siguientes mercados: Mercado Central y Mercado Nuestra Señora del Rosario, ambos de Cádiz, Triana de Sevilla, Nuestra Señora de África de Tenerife, Puerto de Las Palmas de Gran Canaria,  La Boquería de Barcelona,  Mercado Central de Valencia,  la Praza de Abastos de Orense,  Chamartín y La Paz de Madrid, Mercado de Abastos de Vitoria y el Mercado de la Ribera de Bilbao. Son once plazas de abastos de ciudades españolas muy distintas en localización y población, pero que comparten sin duda principios e intereses.   

Esta plataforma surgió en octubre del pasado año como herramienta de defensa de los pequeños productores y de las buenas prácticas comerciales, a través de la cooperación conjunta. Pero los mercados de abastos son sobre todo escaparates de los mejores productos locales de una zona geográfica, y una referencia para el contacto humano entre clientes y minoristas a la hora de la compra de alimentos frescos. En suma, un formato que debemos proteger.

Según fuentes informativas, también se han sumado al proyecto distintas federaciones de empresarios de mercados de ámbito local y autonómico, con lo cual la plataforma nace reforzada en su estructura y representatividad. 

Enhorabuena por la idea de «Mercados Tradicionales de España» y enhorabuena sobre todo porque nuestros mercados gaditanos, forman parte de esta nueva plataforma.