Ayer, tarde de lluvia y viento hemos asistido con satisfacción a la anunciada presentación de un recetario que fusiona lo local y lo lejano, en una visión de calidad social de la gastronomía. Fue en el Ateneo de Cádiz, dentro de las Tertulias Gastronómicas que coordina nuestra amiga María Luisa Ucero. La obra: Sabores Gaditanos con Comercio Justo, está escrito y practicado por Cristina Rodríguez-Rubio y Pilar Ruiz, madre e hija respectivamente, editoras del blog “Aprendiendo a Cocinar”.

Las recetas unen ingredientes cercanos de Cádiz y los distantes y no menos dignos de comercio justo, filosofía esta última promovida por Sebastián Gómez Almazo, coordinador en Cáritas de Comercio Justo y experto en asuntos sociales. Porque los beneficios de la venta del libro se destinarán al Comedor Social Cocina Solidaria, que atiende en Rota (Cádiz), a casi un centenar de usuarios diariamente.

CRISTINA Y PILAR: son un tándem de cocineras que aúnan práctica y comunicación, partiendo de las recetas tradicionales de la cocina roteña, rica en productos del campo. Así, desde 2013 editan su página web de recetas y eventos. Ellas también contribuyen a un mundo mejor.

SEBASTIÁN GÓMEZ ALMAZO: representa aquí el complemento cultural, en modo de aportación de ingredientes, y muestra la cocina como elemento integrador en armonía. Productos de alta calidad que vienen de las economías del sur, sujetas a otras leyes comerciales, y que aquí encuentran una dignificación al mundo del trabajo.

EL PROYECTO: ha sido defendido por Cristina y Pilar, en una novedosa defensa de la cocina local e internacional, pero vista desde enfoques éticos. Una obra que quedará como resultado del interesante diálogo multicultural, ejemplo del poder de la buena cocina y su influencia social y económica. Las tiendas de comercio justo son una eficaz opción para ir cambiando el mundo, luchando contra las desigualdades.

LAS RECETAS: El libro recoge 16 recetas (5 entrantes, 5 principales y 6 postres), en un original y cómodo formato de fichas, que permitirá su ampliación en un futuro.

LOS INGREDIENTES: los de aquí, netamente gaditanos como el vinagre de Jerez, las gambas de trasmallo, los langostinos de Sanlúcar, los tomates de huerta roteña y los quesos payoyo de la Sierra de Cádiz. Los de allí, procedentes de pequeños productores como la quinoa, cous-cous, la pasta fusilli, la nuez moscada, el curry o los palmitos.

LA CONCLUSIÓN: es posible convivir en armonía nuestro mundo y el lejano, si se le aplican leyes justas y principios éticos, acercando productores y distribución, minimizando intermediarios.

LAS IMÁGENES: han sido realizadas gracias al fotógrafo de Rota José Manuel Marcos Granado, responsable de que las escenas de los platos nos resulten más que atractivas.

LA CRÓNICA INTERNA: una alegría reunirnos en el Ateneo –además de su coordinadora, las autoras del libro, el representante del proyecto social y sus familiares- con tantos amigos blogueros y comunicadores, y, también, con algunos cocineros gaditanos conocidos por sus nombres y apellidos, que asistieron al acto y que forman parte del mundo gastronómico gaditano. Un mundo amable, de duro trabajo y de generosidad en la competencia.

EL CONDUMIO: el acto acabó con una degustación de galletas de muesli elaboradas con harina integral de Grazalema y azúcar moreno de Comercio Justo. Tarta de queso fresco de cabra de la Quesería de Rota El Bucarito, con mermelada de calabaza de Rota. Leche frita con canela de Comercio Justo y vino dulce de Tintilla de Rota. Y Tintilla de Rota por cortesía de Bodegas El Gato.

(Quien no vino se lo perdió).

DÓNDE COMPRARLO, al precio de 10 euros.

En Cádiz capital, se podrá encontrar en la Librería LA CLANDESTINA. 

En Jerez, TIENDA DE TÉ – MERCA 80, San Benito.

En El Puerto de Sta. María, DAN&DANEK, calle Larga.

En Rota, HERBORISTERÍA LA MÁKINA, calle Castelar. Restaurante La Silla Azul, Plaza Barroso. Restaurante ALMA VERDE, avda. de Sevilla y LA PELU DE P. DROLIO, también en Avda. de Sevilla.