Cervezas artesanas, vinos blancos, tintos, conservas de pescados, ahumados, embutidos, conservas vegetales, patatas chips, pan artesanal y quesos de fama internacional, todo de la provincia de Cádiz, de la costa, de La Janda, del Campo de Gibraltar y de la Sierra: tierra y mar;  y una muestra de todos ellos fueron los protagonistas de la noche del pasado jueves en el Autoservicio Tinoco, que además del uso de tienda de supermercado tiene habilitado un coqueto espacio para la gastronomía de marcas gaditanas. Allí estuvimos quince blogueros gastronómicos, alrededor de una mesa servida con estos sabores gaditanos y a modo de tapeo informal. Fue nuestra particular manera de apoyar y divulgar como comunicadores –si bien son de sobra conocidos- la altísima calidad de todos estos productos.

La copa de bienvenida fue cortesía de las Bodegas Barbadillo (Sanlúcar de Barrameda) con sus blancos y su tinto Quadis y Collantes (Chiclana) con su Matalian y su Arroyuelo. Son dos bodegas que no paran de crecer y de evolucionar con los tiempos y sobre todo con la calidad. Desde aquí nuestro agradecimiento.

El tapeo comenzó con las patatas fritas de El Olivar (Arcos de la Frontera), junto a botellines de cervezas artesanales como Piñonera (Puerto Real), Blanca y Verde (Chiclana), 15/30 (Jerez) y Dos Mares (Algeciras). Variedades de cerveza que crean preferencias personales y que demuestran que el mercado de las cervezas de autor no para.

Y José Tinoco –regente del establecimiento- fue trayendo a ritmo organizado, platos con quesos (Pajarete, semicurado, curado y reserva); chicharrones y carne mechá de Alcalá de Los Gazules; encurtidos variados de Herpac y conservas de La Chanca: mojama, corazón de atún, banderillas de atún y queso, atún ahumado, sardinas anchoadas, solomillo cocido, pimientos asados de Ilipa….. platos que sorprendieron a todos, porque no cabe esperar otra cosa del cuidado, calidad y garantía con que se comercializan todas estas marcas conserveras.

El pan vino del panadero de mayor actualidad de la provincia, La Cremita, con algunas variedades en el plato, como fue el pan con cúrcuma.

Y el broche final lo puso el plato de dulces de Medina, -amarguillos, alfajores, entre otros- de la firma Aromas de Medina.

Decir, que Tinoco cuenta con otros vinos como los de las Bodegas Luis Pérez, Cortijo de la Jara, Forlong, etc.

Fue una noche a modo de homenaje a las marcas de calidad de la provincia de Cádiz, basadas en las mejores materias primas como son el pescado y el queso o los embutidos. Y para ello fue fundamental contar con un buen mesonero como es José Tinoco, que ha apostado por tener en su establecimiento la mejor selección de productos gaditanos. Y la del jueves fue una buena ocasión para actualizarnos y conocer nuevas etiquetas en vinos y conservas gaditanas, una obligación que todos deberíamos tener para con nuestra tierra. 

En Tinoco el tapeo de pie o en sillas altas se convierte en un verdadero lujo.