El programa Comando Actualidad de tve1 emitió el pasado 1 de octubre un reportaje titulado “La línea roja de la carne. Un gran documento, completísimo, alrededor de la producción, venta y consumo de carne en España. Un tema de total actualidad por cuanto se le atribuye ser causante de contaminación en el planeta y de graves enfermedades en las personas.

El programa recogió “opiniones de nutricionistas, carniceros, ganaderos, consumidores, expertos en cambio climático y aquellos que han declarado la guerra a la carne”. Estaban todos. Y se demostró también que la conciencia ecológica y la filosofía vegana están aumentando.

Las primeras imágenes mostraron restaurantes especializados en carne, con raciones individuales que superan el kilo. El responsable del asador visitado declaró que con las nuevas tendencias veganas están en peligro negocios como el suyo. Subrayó que ofrece a sus clientes fiambreras para que se lleven las sobras de sus chuletones.

El reportero continuó con la visita a un nutricionista, que confirmó las propiedades de la carne, como proveedor de proteínas y hierro, aunque advirtió que otros alimentos también los contienen. Pero que la vitamina B12 –imprescindible- solo se encuentra en carnes, huevos y pescados, lo que obliga a recurrir a las pastillas en caso de dietas veganas. Declaró que aumentan los vegetarianos en España, en edades entre 20-30 años, advirtiendo también del riesgo de comer carne a diario, que debería sustituirse por otros alimentos.

El programa mostró las instalaciones de la Mesa del Vacuno en Salamanca, lugar donde se fija el precio de la carne. Un ganadero asociado declara que el consumo de carne está disminuyendo un 14% y que el cerdo es lo que más se consume. Actualmente en España viven unas 100.000 personas del sector cárnico, siendo el 4º motor económico, generando un negocio de 15 millones de euros anuales, lo que más empleo genera. Pero el problema son las macrogranjas, que contaminan agua y pastos…. En Salamanca es donde hay más vacas de España.

Los ganaderos opinan que hoy se da una desconexión ciudad/campo, pero que hay crisis en el sector cárnico, y que se salva gracias a la exportación. Vendemos carne a Turquía, Líbano, etc. Y sobre el gran consumo de agua atribuible a la producción de carne, aclaran que en la cifra se cuenta incluso el agua de lluvia. En la actualidad se tiende a la ganadería sostenible.

Se entrevista a Marta Rivera, investigadora española en proyectos de la ONU, subraya la necesidad de transición hacia otras dietas. Se están viendo granjas experimentales, estudiando los efectos de la vaca sobre el medio ambiente. Sin embargo, el consumo diario por persona está por debajo de lo que dice la ONU, y mucho es producto local. Aumenta la calidad de la carne, con tiempo de estancia el ganado, les dan cereales, maíz, cebada, espelta y aceite, y mejora la digestión. Producto de aquí, sin transporte. Rivera opina que hemos cambiado nuestras dietas, pero teníamos dieta mediterránea y nos estamos alejando, pasando de locales a productos industriales. La ganadería intensiva es más barata. Como consejo, deberíamos comer dos filetes máximo a la semana. Lo mejor es la dieta flexiteriana, la más sostenible, comer de todo.

Los veganos: declaran la guerra a la carne, frente a los mataderos industriales, con industrias que contaminan. Movimientos similares en Canadá. Estas industrias generan mucho empleo, y surgen por la gran demanda de carne de países como China. Pero están surgiendo activistas en contra del maltrato animal. 

Los desperdicios: son el 8-10% de emisiones a la atmósfera. Tiramos 1.300 millones de toneladas de alimentos al año. Las familias tiran más a la basura, alimentos en buen estado, fruta dañada y verduras. Es preferible consumir menos y comprar lo necesario (parte se dedica a producir biogás y fertilizantes, pero esto también tiene un coste). Un filete de ternera ha consumido 1.440 litros de agua, mientras que 1 kg de verdura solo 300 l.