La zona de la plaza de San Antonio y alrededores, en Cádiz, sigue teniendo atractivo. Numerosos bares, pequeñas cafeterías, tabernas, freidores y restaurantes atraen al público de paseo y a muchos visitantes, en un barrio señorial lleno de historias políticas y marítimas. Una vez finalizadas las obras de semipeatonalización de una de sus vías, la calle Veedor, nos resultó mucho más fácil que la última vez, acceder al gastrobar La Curiosidad de Mauro, regentado por Mauro Barreiro.

En una tarde noche de viernes, la barra del sitio estaba como siempre a rebosar. Entre sus clientes, turistas, visitantes y mucha gente joven. Encontré alegría en el servicio y ganas de aprender entre el personal de sala. En fin, motivación en el equipo, algo muy importante.

Apenas un hueco en la larga barra, sin embargo nos sugirieron tomar una mesa alta que quedó libre. Como siempre, dos personas, tenemos limitación en cantidad de platos. Esto fue lo que pedimos:

Ensaladilla, espuma de mayonesa y picos de choco, un riquísimo plato, jugoso y bien presentado, una de las mejores ensaladillas de Cádiz. Este plato sigue siendo un botón de muestra para sacar conclusiones posteriores.

Las croquetas curiosas, magníficas, de queso payoyo y lomo en manteca, en las que este sabor ahora tan polémico, son las que permanecieron en boca.

Y un plato más que interesante, las láminas de presa ibérica aliñadas, berenjena del Magreb y queso. Bien elaborado y reducido, para reunir todos los matices, nos encantó.

Pedir un postre para compartir era inevitable, no tanto por afición propia nuestra a lo dulce, como por homenajear al repostero y su creatividad: sopa de chocolate blanco al palo cortado, bizcocho especiado, curry, petazeta, harina de almendra, lingote de mousse de chocolate, helado de violeta y polvo de yogur. Un plato complejo pero con un gran resultado, digno de un cocinero con oficio.

La estancia en La Curiosidad se completó con la presencia siempre agradable de Noelia Rojas, esposa de Mauro, el propietario, que ya colaboraba como jefa de sala desde su apertura en Puerto Real.