Y se ha demostrado. Entre los meses de julio y agosto, la Academia del Gazpacho Andaluz que presido actualmente, ha sido para nuestra satisfacción centro de atención por parte de diversos medios de comunicación andaluces, nacionales y extranjeros. Nos han llamado, entrevistado y grabado imágenes. También hemos organizado degustaciones de gazpacho.

Y es que el gazpacho como plato entrante en los duros meses del calor (primavera-verano) es una de las propuestas más interesantes como alimento.

En la búsqueda de los periodistas por internet sale irremediablemente la Academia del Gazpacho Andaluz, entidad que se ha registrado como marca, y que señala como ingredientes básicos: tomates, pimientos verdes, ajos, pan, agua, sal, vinagre y aceite de oliva virgen extra. Lo que sería un gazpacho primigenio.

Más tarde vendrá la creatividad, la imaginación para hacer el gazpacho en libertad, añadiendo o sustituyendo frutas y hortalizas. Pero todos deberíamos tener nuestra propia receta y proporción de gazpacho andaluz, porque es el nuestro.

Y por resumir, decir que en todas estas intervenciones mediáticas hemos incluido tres mensajes fundamentales: la importancia de los ingredientes (todos andaluces), la necesidad de hacer en casa nuestro propio gazpacho y el apoyo al campo andaluz, origen de estos alimentos y de la dieta mediterránea.

Tras esta campaña mediática que nos ha llegado inesperadamente, nos queda seguir trabajando por la promoción, defensa y divulgación de nuestro gazpacho andaluz.