Tras el antecedente del almuerzo servido en su día por Fernando Alpresa en El Pengue, en Bornos, le tocó el turno a Grazalema, dónde otro cocinero amigo -Francisco J. Pérez Menacho (Nene)-, del restaurante Casa de Las Piedras, reunió a otros nueve chefs de la comarca para una cena con maridaje.

F ueron diez platos de degustación en una exitosa cena, y los vinos -de la mano de Antonio del Mar Sánchez (Andalucía de Vinos)- las mejores referencias de Bodegas Doña Felisa de Ronda. Abrió el acto la puesta en escena de los magníficos quesos Pajarete, con Isaac Bazán. Y el numeroso público incluyó también a blogueros, periodistas y comunicadores gastronómicos. Una noche especial.

El patio del restaurante Casa de Las Piedras hizo de serrano anfitrión con sus macetas, su fuente y sus mesas de queso y frutos secos, ofreciendo el olor y el sabor de la sierra de Cádiz, que causó sorpresa en los asistentes.

Sentado los comensales, salieron a presentarse los diez cocineros protagonistas de la noche, coordinados por Pérez Menacho como jefe de ceremonias, y que prestó su cocina para el evento. Casi la totalidad de ellos habían participado en las dos ediciones del concurso Chefsierra, dónde empezó su amistad y su colaboración para hacer más grande la gastronomía de esa comarca gaditana.  Lógicamente, vinos y quesos locales ayudan a obtener ese efecto.  

 

Transcribo los platos y las armonías correspondientes, junto con el nombre de cada cocinero:

Gemma Louisse Russel – Restaurante Suryalila (Villamartín).Plato: Trío de remolacha y albahaca con crema Pajarete y flores.Vino: Cloe Chardonnay

J.Antonio Morales (Gastrobar La Piscina – El Gastor). Plato: Ajoblanco sardina ahumada y P.X. Vino: Cloe Chardonnay.

Johnny Naranjo (Villa Turística de Grazalema). Gazpacho asado con gamba curada y su jugo.Vino: Cloe Rosado.

Carmen Tamayo (Restaurante Del Carmen – Prado del Rey) .Gofre de Mus de morcilla petazeta y aire de miel. Vino: Chinchilla Roble.

Víctor A. Heredia (Venta Los Alamillos – Grazalema).Tosta de legua de cerdo confitada, tomate, albahaca, vinagre de pistacho y mayonesa curry. Vino: Chinchilla Roble.

Francisco J. Pérez Menacho (Chef Nene Casa las Piedras – Grazalema). Donuts de pringá y glaseado de puchero. Vino: seis+seis.

Diego Medina (Catering La Mina –Arcos de la Frontera). Pollo de corral macerado con hierbas aromáticas, tinto de la sierra y cereza roja. Vino: seis+seis.

Fernando Alpresa (catering Alpresa&Pengue – Bornos). Higaditos de cordero encebollado al oloroso con parmentier de patata al aceite de pimentón.Vino: Doble Doce.

Ainara Pérez (Chef Nene Casa Las Piedras – Grazalema). Bombón de Tarta de queso, coulis de cereza y petacaramelo. Vino: Moscatel Maestro.

Ángel Benítez (Restaurante La Divina – El Bosque). Creps de algarroba con mousse de plátano y coulis de mango. Vino: Moscatel Maestro.

 

LA BODEGA que nos acompañó: DOÑA FELISA. bodega familiar, que ya va por la segunda generación. Serranía de Ronda.

Cloe 2018: blanco 100% Chardonnay, 3 meses en barrica de roble francés.

Cloe Rosé 2018: rosado, vendimia manual y notas florales.

Chinchilla Roble: Tinto, 90%Tempranillo-10% Tintilla de Rota. 3 meses barrica roble francés.

Seis+seis: tinto, uva tempranillo y syrah. 9 meses en barrica roble francés.

Doble Doce: tinto. Cabernet Sauvignon 85% y merlot 15%. 15 meses en barrica roble francés. Premiado con medalla de oro.

Moscatel Maestro: dulce, 100% moscatel de Alejandría. Larga fermentación.

 

LOS APLAUSOS: para estos diez cocineros profesionales que diseñaron otros tantos platos para ofrecer cada uno su propuesta. Entre tradición y modernidad, nos hicieron disfrutar a todos.

EL BRINDIS: inevitable levantar nuestras copas por la sierra de Cádiz y el futuro de su gastronomía, hoy reforzada gracias a estos grandes cocineros, conocedores además de la materia prima local.

LA SORPRESA: el debut de Ainara Pérez, jovencísima ASPIRANTEcocinera, hija de Francisco J. Pérez Menacho, que nos deleitó con el postre de Tarta de queso. Aquí hay cantera y futuro.

AGRADECIMIENTOS: las palabras de Antonio Colsa, gastrónomo, sobre la importancia de estos eventos que no traen sino buenas cosas para la zona, y de Antonio Orozco, ideólogo del concurso Chefsierra, que también estuvo en la cena.

FIN DE FIESTA: actuación musical de la cantante Cristina Balgas en ese pequeño y mágico espacio del patio de Casa de Las Piedras.

RECUERDO FINAL: el olor a jazmín que nos despidió al día siguiente en Grazalema, la grata sensación de disfrute gastronómico junto a buenos amigos, gente positiva, y en un entorno limpio, motivado y lleno de elegancia y belleza.

 

(Ah! y un recuerdo para Carmen Tamayo, autora de uno de los platos, que no pudo asistir esa noche).