Hoy incluyo en la entrada tres pequeñas anotaciones gastronómicas de Cádiz, que creo que pueden ser interesantes. Están relacionadas con el bacalao fresco, la compra del vino a granel y la literatura culinaria.

La primera pincelada habla del bacalao fresco, llamado correctamente skrei, auténtico bacalao noruego, del que ya hablé en otra entrada. Aquí traigo la foto que saqué esta semana en el puesto de Francisc Chicla,  número 147 del mercado central de abastos. Corresponde a una pieza entera. Como ya conté, es un pescado potente en proteína, barato de precio y muy eficaz en cocina, pues se comporta como pescadilla. Tiene una carne firme y un especial brillo. Se pueden cocinar con él prácticamente todas las recetas de pescado. De momento lo he congelado, previniendo posible anisakis; espero cocinarlo en breve. Después de Semana Santa, este pescado empieza a escasear. 

La siguiente noticia de este modesto reportaje va con la foto de los tres barrilitos de vino a granel que tienen en el bar Honda de Cádiz, situado en calle Isabel La Católica esquina a Fermín Salvochea, por dónde además tiene entrada una tiendecita de ultramarinos. Los barriles contienen vinos de la Bodega Primitivo Collantes, de Chiclana (Cádiz). El fino Arroyuelo (que tengo siempre en casa), junto a un oloroso y a un moscatel blanco. Los tres se pueden adquirir a granel, mejor llevando la botella, a un precio módico. Creo que es una buena opción comprar los vinos de la provincia a granel: ahorramos dinero y sobre todo envases, que no es poco.

Y para completar, me pasé por la librería de viejo de Raimundo, en la Plaza de San Francisco, dónde siempre me paso por el rincón de las obras culinarias. Dos libros me llevé: «1069 recetas» de Karlos Arguiñano (Bainet, 2004) y «Por qué comemos» del Dr. Luis Escobar (Luis Escobar, 2012). El primero es un completo compendio de las recetas más clásicas de Arguiñano, muchas de las cuales no creo que se encuentren por internet. Y en cuanto al segundo libro, es una guía de alimentación mediterránea personalizada, es decir, adaptada a distintas situaciones de salud, edad y modo de vida.

Lo dicho: de compras por Cádiz.