EPSON scanner image

Me ha traído mi hijo de uno de sus viajes de trabajo este ejemplar del libro “La Cocina Alemana”, (2017, tercera edición), pero en español. Dice su presentación que Alemania tiene cocina de una enorme variedad de especialidades regionales: el pescado en Scheswig-Holstein; la carne y la salchicha en Baviera, por ejemplo.

Alude la obra a que la comida tradicional germana consiste generalmente en un plato único, compuesto de carne o pescado, con uno o más acompañamientos que pueden ser verduras de estación, Spatzle o canederli; y que al plato principal preceden sopas y menestras variadas. También se refiere a los dulces, que son famosos en todo el mundo.

Comenta la presentación que la cocina alemana continúa siendo sustanciosa, casera, y muy ligada a las tradiciones, con poca evolución a lo largo del tiempo, aunque sí ha ido cambiando algo desde los años 50, a través del turismo y de los inmigrantes. Tiene además un gran contraste entre lo dulce y lo salado.

La cocina alemana” hace un pequeño repaso a la cerveza, los vinos alemanes, y, cosa curiosa, “Los consejos del dietista”.

El índice de recetas se divide en Sopas, verduras y acompañamientos, pescado, carne y dulces, haciendo un total de 70 recetas con su nombre alemán original, y una traducción al español. Eso sí, usan como grasa la mantequilla.

Me parece un libro interesante para todo aquel español que resida en Alemania y que quiera aprender su modo de cocinar. No hay que cerrarse nunca a nuevos conocimientos culinarios. El libro tiene una cuidada edición con imágenes de gran calidad y un detallado texto.