La salicornia o espárrago de mar es una planta silvestre de la marisma. Tiene textura carnosa y tierna en las puntas y crujiente bocado. Huele a mar con toque yodado. Ya hemos publicado en este blog algunas recetas con ellas. En esta ocasión hemos preparado una sopa caliente con salicornia y algunas gambas de buen tamaño que teníamos congeladas. La salicornia tiene multitud de propiedades y nutrientes y se vende fresca en envases de 50 gramos.

50 g de salicornia, 1 cebolla fresca grande, 12 gambas medianas, 1 pimiento verde, 2 dientes de ajo, media vasito de vino fino, ¾ litro de caldo de pescado y verduras, cucharadita de pimentón dulce, media cucharadita de merkén, una cucharadita de especias de algas, sal y aove.

Vamos calentando el caldo de pescado. Si ya lo tenemos de verduras, lo enriquecemos con las cabezas de las gambas.

Mientras, en una cacerola vamos refriendo y pochando con aceite los ajos y la cebolleta y el pimiento muy picado. Añadimos la salicornia a trozos más pequeños y el chorrito de vino fino y dejamos evaporar el alcohol.

Añadimos el caldo colado y dejamos que todo se haga una media hora. Corregimos de sal y de especias. Servimos.

También podemos hacer esta sopa con taquitos de jamón o con langostinos.