Tengo déficit de vitamina D, dicen que eso es normal de la edad. Así que -además de tomar el sol intensa y adecuadamente- la alimentación cuenta.  La escritora y bloguera Cristina Galiano propuso en este enlace consumir periódicamente hígado de bacalao ahumado, que se vende en conserva y que no es muy fácil de conseguir. Así que he preparado esta ensalada fría, que junto al bacalao lleva todos los avíos propuestos por Galiano.

Ingredientes: una lata de conserva de hígado de bacalao ahumado, una lechuga o similar (yo utilicé col morada), un aguacate maduro, aceitunas verdes, varios tomates cherries y vinagre o zumo de limón. La escritora lo propone como plato único y así lo consideré en casa.

Es una propuesta que me ha parecido muy adecuada. Y además está muy rica. Vitamina D a discreción.