Resto de verduras, caldo de pollo casero y una buena salsa de P.X. comercializada por El Majuelo, han sido suficientes para preparar un arroz dulce riquísimo en un domingo de otoño, en la transición al frío, mientras vamos guardando la ropa, en lo que se llama cambio de armario.

Ingredientes para 3-4 personas: 125 g de arroz (utilicé Calasparra), ¾ litro de caldo de pollo y verduras casero, 1 puerro, ½ pimiento rojo, 1 pimiento verde de freir, 50 g de guisantes frescos, dos cucharadas de salsa de P.X. El Majuelo, aceite de oliva virgen extra y sal.

Con el aceite justo en la paellera vamos haciendo el sofrito con el puerro muy picado, los pimientos, los guisantes y la salsa de Pedro Ximénez. Dejamos unos quince minutos a fuego medio.

Enseguida ponemos el arroz, salteamos y añadimos el caldo de pollo necesario. Corregimos de sal. Como siempre, diez minutos fuerte, diez minutos suave y diez minutos de reposo.

Esta salsa está muy concentrada y añade un toque muy especial a cualquier plato. Por supuesto, las verduras son frescas y el arroz de buena calidad.