Las fruterías exhiben ya las primeras setas de la temporada. Concretamente, los níscalos, que desde sus cajas nos provocan el deseo de compra, pensando en lo deliciosos que estarían en revueltos, arroces y en mil elaboraciones distintas. De momento los hemos probado con estas exquisitas legumbres como son los judiones, apropiados para estos buenos níscalos de temporada.

Ingredientes: 300 g de judiones, 300 g de setas (níscalos en esta ocasión), 1 cebolla, salsa de tomate casera, caldo de pollo y verduras, 2 ajos, 1 pimiento verde, laurel, 100 g de jamón serrano en tacos (opcional), chorro de coñac, laurel, aceite de oliva virgen extra y sal. 

Cocer los judiones tras el remojo de la noche, con cebolla, laurel, tomate, pimiento y sal, aprovechando el agua del remojo y algo de caldo; Necesitarán una hora y media más o menos. Añadir el caldo para completar el líquido; mientras, limpiar las setas y trocear. En una cazuela, saltear el jamón en tacos con las setas y añadirle el tomate frito, y el coñac y dejar evaporar.

Aparte, rehogamos cebolla, pimiento verde y batimos.

Juntamos todo: judiones, sofrito y setas, dejamos que se hagan un rato y corregimos de sal.

Sinceramente, después de haber probado este plato, creo que el jamón es perfectamente prescindible. Ya me lo diréis.