Máximo aprovechamiento en la cocina, optimización de los ingredientes, organización de los menús diarios, guerra al despilfarro…y no obstante, disfrute de un plato clásico, casero, en el que influyen y rigen sus dos protagonistas: la carne y las papas. Papas con carne para dos, para guisar a lo justo para dos personas de mediana edad. Habrá que diseñar otra receta caso de adolescentes o deportistas…

Ingredientes: 200 g de cadera de ternera de retinto, 200 g. de patatas de buena calidad, 200 g de cebolla, 80 g de pimientos verdes de freir o italianos, un diente de ajo, un vasito de vino fino o de amontillado (mejor todavía), media cucharadita de hojillas de ñoras, una hoja de laurel, sal, y un poco de agua (la mínima).

En la cacerola dorar o marcar la carne troceada en taquitos con sal una vez limpia de grasa. El proceso dura unos cinco minutos a fuego fuerte. Sacar y reservar.

En la misma cacerola (yo utilicé mi olla superrápida, aunque como olla tradicional, sin presión), sofreír el ajo, la cebolla y los pimientos muy troceados durante unos diez minutos con la mitad del vino, el laurel y las hojillas.

Añadir la carne y dejar con un poco de agua si hay poco caldo, durante 45 minutos más o menos a fuego medio.

Pelar las patatas, trocear y añadir al guiso, recomponer el líquido con el resto del vino y el agua justa para cubrir y corregir de sal. Serán necesarios unos veinte minutos a fuego medio más o menos.

Servir. Es el plato de los jueves, carne roja (poca) o blanca (algo más).