Ayer tuvimos ocasión de conocer en su ambiente la nueva taberna vasca ORIO, un trocito de cocina vasca llegado al centro de Sevilla, junto al Archivo de Indias. Tiene dos secciones: amplia barra de pintxos y salones para restauración clásica.

El establecimiento, del grupo SAGARDI ofrece gastronomía vasca en toda su riqueza y variedad. Su espaciosa barra exhibe generosamente una gran variedad de los famosos pintxos vascos con una selección de los mejores productos bien presentados (tortillas, jamón ibérico, chistorra, crema de quesos, bacalao al pil-pil, croquetas variadas, carnes, etc.), así como dos salones para restaurante, con platos de la mejor cocina vasca de siempre (bacalao, bonito, carne de ternera vieja, etc.), pero también ofrece cocina para veganos.

ORIO es uno de los 30 establecimientos que la cadena posee entre España (Madrid, Barcelona, Ibiza y Valencia y ahora Sevilla),  y fuera de nuestras fronteras (Oporto, Buenos Aires, Ciudad de México, Londres y próximamente en Miami y Paris).

El local es espacioso, profundo y bien aprovechado, con una decoración de ambiente vasco con diferentes ambientes que ofrece comodidad y estilo. El servicio es super atento y preparado y cuenta con una persona dedicada a las Relaciones Públicas.

Orio es un sitio de amplia vocación, casi un multibar. Abre temprano –todos los días de la semana- para dar cafés y desayunos ligeros, y a partir de las 12 abre barra con pintxos fríos y calientes, y restaurante con toda su oferta especializada. La carta de este último incluye los mejores pescados y carnes del norte (bacalao, bonito, merluza, ternera del sur de Galicia o Norte de Portugal).

Desde las mesas altas puede seguirse en vivo el trabajo incansable y profesional del equipo de cocina, gestionando con eficacia todos los alicientes culinarios. Para carne y embutidos, ORIO cuenta con los correspondientes expertos.

Un montaje alrededor de productos de origen y temporada muy definidos y selectos (kokotchas de merluza, txistorra de Orio, entrecote de vaca vieja, etc.), que también combinan con joyas gastronómicas del sur como el marisco de Huelva o los langostinos sanluqueños. Las mejores manzanillas y Palos Cortados figuran también en este escaparate que es la barra, junto a los tintos de la Rioja alavesa, los txakolis vascos y algunos finos.

El grupo empresarial Sagardi nace en 1996 con el objetivo de ofrecer propuestas de alta calidad sólidas. Su marca se ha consolidado en estos años como referencia en la restauración, partiendo de la cocina vasca de calidad.

Ahora Sevilla cuenta con una taberna vasca en una de sus zonas más elegantes, gestionando algo distinto y diversificando la oferta de su hostelería tradicional.