Pues sí, dos mil novecientas noventa y nueve entradas me preceden y me vigilan. Y otras tantas propuestas, unas más populares que otras, unas más acertadas que otras, que han ido desfilando por aquí desde aquel enero de 2008 en que empezó a funcionar este blog que de momento no se ha desanimado.

Aunque soy un afortunado, personalmente no cuento nada, simplemente la efeméride del numerito mágico, que suponen diez años de escribir con ilusión y yo diría que con cierta adicción gastroenfermiza.

Noticias de gastronomía, de eventos, de libros, de patrimonio histórico o artístico, recetas, consejos de salud y de culinaria, información sobre productos, entrevistas a seres reales o imaginarios, etc., en fin, muchas palabras, muchas frases, muchas imágenes también, y muchos enlaces redirigiendo a otras tantas páginas, con la preceptiva mención.

Si has leído alguno de los 2.999 anteriores, muchas gracias. Las estadísticas de visitas siguen siendo estables en el tiempo. Comeencasa tiene un poco de todo y su propósito es dar a conocer opiniones e informaciones útiles para el cocinero de casa, el curioso de la gastronomía y el amante de la cultura y el patrimonio,  culinario o no. Es cierto que la gastronomía cubre casi todos los ámbitos de la vida, incluso el espiritual.

Sí quiero subrayar que en estos contenidos ha habido un viaje, un recorrido por muchos ambientes, muchas amistades, muchas ideas, muchos proyectos y muchas ilusiones con o sin papeles. Y todo ello sin fronteras ideológicas más allá de la buena voluntad. De ello el blog ha sido testigo. 

Estos 3.000 textos aquí recogidos son la prueba de las muchas y buenas personas que hemos conocido: cocineros, hosteleros, bodegueros, sumilleres, agricultores, ganaderos, minoristas, emprendedores, empresarios y, por supuesto, los comunicadores. 

Solo quiero que celebres conmigo el haber llegado hasta aquí, y que sigamos juntos mucho tiempo más, por la cocina, la salud, el medio ambiente y por las buenas costumbres.

¡Gracias!