Un plato ideal para la cena, aunque es una bomba de vitaminas. Es casi un gazpacho en sí, pero al llevar leche se parece más a una crema fría. La receta es muy parecida a una que encontré en la página Directo al Paladar, pero le hice algunos cambios. Nos gustó, es cuestión de darle el punto.

Ingredientes para 3-4 personas: 1 aguacate maduro, 1 calabacín de 300 g, las ramas de ½ apio, 1 diente de ajo, 1 pimiento verde italiano, el zumo de un pomelo, 1 vaso de agua fría, un chorreón de leche, una cucharada sopera de especias de algas (o perejil picado), sal y 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra. Para decorar, uvas moscatel de Málaga.

Pelamos el aguacate y el calabacín; igualmente hacemos con el apio y lo troceamos con el diente de ajo (sin la parte picante). Limpiamos y picamos el pimiento verde y lo vamos triturando todo, añadiendo al final el zumo del pomelo, el agua, la leche y las especias de algas y el aceite. Debe quedar muy molido.

Decoramos con las especias de algas y unas cuantas uvas.

Una crema riquísima, ideal para este tiempo.