Suelo seguir el programa de cocina de Los Torres porque me parece interesante: cocinan de verdad, con productos de calidad y con sentido común. Y además, en muchas ocasiones incluyen consejos de nutrición y de conservación de alimentos. En fin, que prescinden del morbo y de las pamplinas del acto de cocinar, porque el programa va dirigido al pueblo.

Hace poco –en uno de esos programas- la dietista-nutricionista que colabora con los gemelos Torres intervino para dar unos consejos sobre la composición del desayuno. Y lo hizo sobre una bandeja que contenía los alimentos que la mayoría de los españoles incluye en esa primera comida del día. En su aportación, unos alimentos los sacó directamente de la bandeja, otros los cuestionó y otros los recomendó. Hago aquí un pequeño resumen de lo que indicó esta profesional.

UNO- El desayuno no tiene por qué ser la comida más importante del día.

DOS- Fuera el zumo de fruta (incluso natural), y se sustituye por una fruta entera. Así, cambiamos agua con azúcar por pura fibra.

TRES– Bien por las tostadas, pero mejor de pan integral, es más sano.

CUATRO– Sobre el café recomienda que seamos moderados, y que no se les dé a los niños, que en su lugar deberían tomar leche con canela o con cacao puro.

CINCO– La leche, siempre presente en el desayuno, no deberá contener azúcar, lo que comprobaremos en el etiquetado de ingredientes.

SEIS- En cuanto a los cereales, los sacó FUERA directamente, sin más explicaciones. Supongo que por su gran contenido de azúcar y poco interés nutricional, aunque nos digan lo contrario en los anuncios.

SIETE– Bollería y galletas, lo mismo son en cuanto a bollería industrial o procesados. Y eso que las galletas las presentan como algo fuera de serie en vitaminas y otros cuentos. ¡Que no!

OCHO– Al jamón serrano, que también se había incluido en la bandeja del desayuno, lo cuestiona por su posible contenido de sal (como a otros productos como la mojama por ejemplo). Aquí hago constar la cara que se les puso a los hermanos Torres con eso de menospreciar el buen jamón….

NUEVE– Lo de los terrones de azúcar o incluso la miel lo puso en tela de juicio, pero en cualquier caso, habló de limitación, como es natural.

En fin, supongo que el aceite de oliva virgen extra y algunas rodajitas de tomate siguen siendo buenas recomendaciones para nuestro desayuno; como también podríamos untarnos hummos en el pan o incluso aguacate. ¿Por qué no?

Siempre es un buen momento para modificar nuestros hábitos de desayuno, en base a la salud, y también, por supuesto, por seguir disfrutando de él.