El bacalao ahumado me parece un alimento para considerar como fondo de nevera por sus muchas propiedades, y por las oportunidades que tiene en la cocina fría. Por ello, con un entrante caliente, dispuse este segundo plato de ensalada fría que nos gustó a todos y del que salen varios platos.

Ingredientes: 150 g de bacalao ahumado, 50 g de aceitunas, 100 g de tomates cherris, 1 cebolla roja, 1 pimiento verde italiano, sal especiada y vinagre oxigarum (vinagre elaborado a partir del garum romano).

Simplemente se trata de disponer todos estos ingredientes troceados y regarlos con el oxigarum y la sal especiada. No es necesario el aceite, por llevar el bacalao su propia salsa. Y desde luego es una ensalada de gran nivel.