No se trata de la receta tradicional de calamares a la romana. Simplemente es que lleva un par de ingredientes recuperados de la antigua Roma, que en mi opinión le dan un toque espectacular al plato. Es otra versión de mi antigua receta de calamares con guisantes.

Ingredientes para 3 personas: ¾ de calamares frescos, ¼ de guisantes de temporada, una cebolla grande, ½ vaso de tomate frito casero, 1 vaso de caldo de pescado casero, un chorreón de vinagre con garum (Oxigarum, en breve en el mercado), sal especiada con garum, algo de especias de algas y aceite de oliva virgen extra.

Picamos y ponemos a pochar la cebolla unos minutos, poniéndole a continuación los guisantes durante dos o tres minutos y enseguida el tomate frito. Dos minutos después y con el fuego fuerte le ponemos el chorro de Oxigarum y dejamos que ligue la salsa. Cuando esté, añadimos los calamares limpios y cortados por la mitad, la sal especiada y el caldo de pescado poco a poco, para que no quede demasiado líquido.

Dejamos hacerse todo unos treinta minutos a fuego medio y servimos. Riquísimo.