Ya tocaba hacer un arroz recopilando restos de verduras en la nevera. En esta ocasión sobre todo, se trataba de aprovechar unas gambas sin cabeza que compré a buen precio y de gran calidad, y que estaban congeladas y un poco aburridas. Una vez probado en casa este arroz, pasamos la receta.

Ingredientes (3-4 personas): 100 g de arroz bomba, 1 puerro grande, 1 cebolleta mediana, 1 pimiento verde, ½ pimiento rojo, ¼ de champiñones, ¼ de zanahorias, ½ vaso de tomate frito casero, ¼ de gambas descabezadas (aprox. 24 gambas medianas),  1 cucharita de especias de algas, ½ cucharadita de polvo de salicornia, 1 cucharada pequeña de pimentón ahumado Espelette, 1 litro de caldo de pescado casero, sal, azafrán y aceite de oliva virgen extra.

Para el caldo casero: 2 litros de agua, cabeza de pescada, 2 pimientos verdes, 2 cebollas, 2 patatas y 2 tomates maduros con algo de aceite, cocidos unos 25 minutos y colados.

Vamos calentando el caldo lentamente. En una paellera con aceite en el fondo, sofreímos el puerro y la cebolleta finamente picados durante cinco minutos más o menos. A continuación, añadimos los pimientos picados. Cuando todo esté pochado, ponemos el tomate frito, la zanahoria y los champiñones en láminas. Dejamos unos quince minutos.

Añadimos el arroz y lo salteamos un poco junto con las especias (la salicornia, las algas y el pimentón ahumado). Ponemos el triple de caldo, el azafrán y la sal.

Mientras, vamos pelando las gambas. Las cabezas (rotas) ya se habrán cocido junto con el resto del caldo.

Dejamos el arroz 10 minutos fuego fuerte y 10 minutos fuego suave. Y cinco minutos antes, disponemos en la superficie las gambas peladas para que se hagan al vapor.

Ya me diréis el resultado.