La receta de referencia era tomates rellenos de quinoa, pero tenía en casa un paquete de medio kilo de cuscús integral y decidí sustituir la quinoa por este último. Estos tomates rellenos de cuscús quedan estupendos, aunque sale más rentable hacerlos para cuatro personas, por aquello de aprovechar mejor el trabajo y los componentes.

Ingredientes:  1 tomate mediano por persona (maduro pero no demasiado), 2 dientes de ajo, 1/2 cebolla, 50 g de cuscús. 1 berenjena pequeña, aceite de oliva virgen extra, hojas de albahaca, sal y pimienta (opcional).

Lo primero cocemos el cuscús, vertiéndolo sobre el doble de agua hirviendo, entonces apagamos el fuego y dejamos que repose de 10 a 15 minutos. Reservamos.

Vaciamos los tomates reservando la pulpa y el trozo superior a modo de “sombrero”.

En un perol ponemos a pochar la cebolla muy picada (5 minutos), añadiéndole a continuación la pulpa del tomate (otros 5 minutos), y la berenjena pelada y cortada en dados y el ajo. Dejamos 10 minutos a fuego fuerte.

Mezclamos el salteado con el cuscús, la albahaca y la sal.

Rellenamos con esta mezcla los tomates y los tapamos con el trozo superior que dejamos listo.

Con el horno caliente a 180º, introducimos una fuente con los tomates y dejamos unos 20 minutos. Servimos.

Es una receta ideal para la cena.

El plato está riquísimo, pero creo sinceramente que es susceptible de mejorar. En la próxima ocasión será y lo contaré aquí también