Se trataba de dar un toque distinto al arroz basmati, tan aromático y socorrido para guarnición. Utilicé además todos los derivados de la salicornia o espárrago de mar, y las especias de algas que tenía en casa, además de la hierbabuena y el vino de Chiclana. El resultado fue de lo más interesante.

Ingredientes para 3 personas: una taza de arroz basmati, un envase de salicornia fresca de 50 g, dos-tres dientes de ajo, un chorrito de vino blanco o fino (suave), un poco de extracto en polvo de salicornia, un poco de especias de algas, un manojo de piñones, sal y aceite de oliva virgen extra.

Cocemos el arroz según indica el envase en agua con el polvo de salicornia en el agua durante once minutos, escurrimos y reservamos.

En un perol con poco aceite sofreímos los ajos laminados muy pequeños y antes de que se doren añadimos la salicornia troceada, dejándola unos diez minutos a fuego suave con el vino y los piñones, dejando evaporar el alcohol.

A continuación añadimos el arroz escurrido, las especias de algas, la sal, un poco de hierbabuena picada y salteamos todo. Servir.

La salicornia se puede encontrar en Cádiz en Al-Andalus Gurmet y en La Virreina Coloniales (Extramuros e Intramuros respectivamente).