El artículo de hoy de nuestra colaboradora Edith Gómez está dedicado a la cocina del pescado crudo, concretamente del ceviche; una elaboración que tiene sus propias claves, y que debe contar con un pescado de primera calidad. Aquí te lo cuenta:

 

La comida del mar es una de las más exquisitas y saludables del mundo. Además. Además, los océanos son tan amplios que proveen miles de opciones entre las cuales podemos elegir. Depende de dónde vivas, quizá este tipo de alimentos no sean los más accesibles económicamente. 

Pero si eres lo suficientemente afortunado de vivir en una isla, pueblo o ciudad costera tienes la comida marina mucho más a tu alcance que la mayoría de las personas. Este tipo de alimentos tiene muchísimos beneficios para la salud y si eres de las personas que se inclinan más por lo proveniente de la tierra, a continuación enumeraremos dichos beneficios para motivarte a incluirlos un poco más frecuentemente en tu dieta:

-Contienen buenas cantidades de Omega 3, un ácido graso que estimula el desarrollo neurológico, así como el buen funcionamiento del cerebro. Estos nutrientes también hacen un excelente trabajo en la prevención de enfermedades degenerativas como la demencia senil o el Alzheimer.

-El consumo de pescados y frutos del mar también es esencial en el cuidado de la memoria y promueve la agilidad mental.

-La comida marina tiene vitamina A, la cual es vital para la salud de la vista y también se trata de un poderoso antioxidante.

-Al ser fuente de vitamina C, este tipo de alimentos fortalecen el sistema inmunológico, lo que te ayuda a estar más protegido ante enfermedades infecciosas, resfriados comunes, gripes, etc.

-También poseen vitaminas D y E, así que la salud de tus huesos y piel se verá beneficia al consumir este tipo de alimentos

-Tienen propiedades antiinflamatorias, por lo que si sufres de dolores en las articulaciones, este tipo de alimento tiene la capacidad de ayudar a combatirlos.

-Tienen una versatilidad increíble. Puedes preparar pescados y mariscos en barbacoas, caldo, sopas, risottos, paellas, salsas y cualquier otro tipo de preparación que te provoque, entre ellas, deliciosos ceviches.

En este último plato colocaremos nuestro enfoque hoy, cómo lograr que un ceviche preparado en casa pueda saber tan bien como esos que hemos probado en restaurantes especializados. Lo interesante del ceviche es que se trata de un plato saludable, ligero y se puede pensar que sencillo de preparar, pero hay que tomar varios elementos en cuenta para llevarlo a otro nivel.

 Ahora verás cuáles son esos toques especiales que debe tener tu ceviche preparado en casa para que tenga una calidad sobresaliente:

1.- Los limones: tienen la misma importancia que la proteína que decidas usar en la preparación. Si los limones que usas tienen mucho amargor arruinarás tu plato completamente. Además, puede que los limones estén en buen estado, pero si los exprimes demasiado lograrás que no solo salga el zumo, sino también partes blancas del mismo que no tiene un sabor particularmente bueno.

El truco para que tu ceviche no quede amargo, es no exprimir la totalidad de los limones, en cambio preferir cortarlos no en mitades, sino en cuartos y exprimirlos con delicadeza para que salga solo el líquido, que es lo que necesitamos.

Deberás usar varios limones para lograr la cantidad abundante de zumo requerida. Esto dependerá de cuánto quieras preparar, el zumo de los limones debe sobrepasar la proteína para que esta se pueda cocinar bien.

2.- El pescado: cualquiera sea la proteína que tengas a bien elegir para preparar tu ceviche, esta debe cumplir con dos puntos principales:

  1. a) Debe estar muy fresca. Elige el pescado o los mariscos más frescos para que este pueda cocinarse de la mejor manera con los ácidos del limón. Toma en cuenta de que en la actualidad, se considera que lo más sano (sanitariamente hablando) consiste en congelar previamente el pescado antes de prepararlo en ceviche.
  2. b) Cuando elijas pescado, prefiere el blanco y córtalo en cubos de 1,5cm. Ese tamaño es el ideal para este tipo de preparación. Si te vas por otros frutos del mar, como calamar o pulpo, puedes cortarlos en pedazos un poco más pequeños mientras que los camarones puedes conservarlos enteros.

3.- La sazón: este punto es otro de los principales porque permite tener un poco más -mucho más, de hecho- de creatividad en los ingredientes a utilizar. Lo importante es sazonar bien el pescado con sal y pimienta. De ahí en adelante los ingredientes que decidas agregar podrán llevar tu ceviche por diferentes caminos.

Por ejemplo, si usas ají peruano y cebolla morada, será algo más tradicional, al estilo del país de raíces Incas. Si prefieres usar chiles picantes, cilantro, pimientos rojos y verdes, al acompañarlo de tortillas de maíz tostadas tendrá un aire más mexicano, a diferencia de si le agregas aceitunas negras, un toquecito de vino, alcaparras y palmito que lo harán mucho más mediterráneo.

Si te atreves a experimentar más y no tienes miedo de los sabores, usa otras frutas como mango, mandarina, piña o maracuyá para hacer convertir tu ceviche en un paraíso tropical. Otros ingredientes que quedan muy bien son: la leche de coco, el maíz, la rúcula, el ajo, los diferentes tipos de cebolla, ajoporro, entre otros.

El truco para que tu ceviche suba de nivel es que este tenga un pequeño toque sorpresa y este se lo otorga algún ingrediente menos convencional como los mencionados anteriormente. Solo necesitas tener muy claro la visión de lo que quieres traer a la mesa y empezar a combinar los ingredientes tomando en cuenta las recomendaciones explicados en los párrafos superiores. El que no sabe lo que busca no entiende lo que encuentra, así que es importante saber qué tipo de ceviche es el que deseas preparar.