La menor de las hermanas de mi madre vive en Madrid hace más de 50 años. Por ello, la veo muy poco. Acabo de enterarme que tiene su propio librito de recetas. Y mira por dónde, en nuestra última conversación telefónica, me pasó ésta de bacalao que dice que es muy resultona. Aquí la explico.

Ingredientes (2-3 personas): ½ kg de bacalao, 1 cebolla mediana, 1/3 vaso de tomate frito casero, perejil, 2 ajos, 1/3 de vasito de vino blanco, mezcla de nuez moscada, pimienta y clavos y algunas rajitas de pimiento morrón. Todo ello debe ocupar una cucharada sopera aproximadamente. Y el clavo debe estar muy machacado para que luego no nos lo encontremos en el plato.

El bacalao se desala durante dos días y medio o tres días. En una cazuela se pone a dorar la cebolla picada; cuando esté, le incorporamos el tomate frito y el vino y los dejamos un rato. Añadimos poco a poco el bacalao, a fuego medio, con un majado de perejil y ajito, así como la cucharada sopera mezcla de las especias y, para terminar, las rajitas de pimiento morrón. Dejamos unos minutos y servimos.