En la mitad del siglo XIX se puso en marcha en algunas capitales españolas una labor educativa de influencia francesa con el llamado método de Enseñanza Mutua. Consistía el proyecto en ampliar la formación de los colegiales de base de los centros educativos a través de los alumnos mayores o pertenecientes a los últimos cursos, de modo que llegara la influencia educativa a todos. Algo así va a poner en práctica la Taberna del Alabardero, que organizará eventos gastronómicos con algunos de sus antiguos alumnos, hoy prestigiosos chefs con restaurantes en Sevilla.

Con tal motivo, esta mañana de lunes, los chefs de Abantal, La Azotea, Tradevo, Ovejas Negras, Tragaldabas, Pura Tasca o Ispal, se han reunido en la Taberna del Alabardero de Sevilla. Son los chefs sevillanos más notables, todos ellos antiguos alumnos de la Escuela Superior de Hostelería de Sevilla. El motivo, un original proyecto formativo llamado Alarbadero LAB, que consiste en un encuentro para cocinar en pareja entre un cocinero de la casa y un exalumno. 

De este modo, la Taberna del Alabardero crea un nuevo concepto que aúna investigación, formación y alta cocina. El primer evento será el próximo 2 de abril, entre Antonio Álvarez, de la Taberna del Alabardero y Carlos Escuín, de Ovejas Negras, que cocinarán juntos un menú degustación de seis platos con sus maridajes.

Estos encuentros estarán orientados a elaborar y ofrecer una comida o cena para un grupo de 20 personas, las cuales podrán ver e interactuar en el proceso de elaboración de esta cocina a cuatro manos, en la nueva cocina que la Taberna ha habilitado para este proyecto.

Los antiguos alumnos que formarán parte de este ciclo, además del citado Carlos Escuín, son Enrique Sánchez, chef de Tragaldabas y presentador de Canal Sur Televisión; Raúl Vera, de Puratasca; Gonzalo Jurado, de Tradevo; Jorge Estepa y Diego Blanco, del catering Tu otra cocina; Jaime Guardiola, de la cadena neoyorkina Black Iron Burger; Antonio Bort, de Ispal; José María Hernández, de La Azotea; Manuel de Pablo, del catering Alfardos; y Julio Fernández, chef de “Abantal” y único restaurante con estrella Michelin de la ciudad.

Alabardero LAB es un paso adelante en la labor de mostrar y compartir la alta cocina de la mano de los mejores chefs de Sevilla, convirtiéndose así en un punto de encuentro físico y emocional entre cocineros y amantes de la cocina. El director de La Taberna, Edmundo Hernández, ha anunciado que habrá otras acciones similares, todas ellas con el objetivo del I+D+i.

La Taberna del Alabardero de Sevilla es, junto a la Escuela Superior de Hostelería, la cabeza visible del Grupo Lezama en la ciudad. La primera celebró el año pasado su 25 aniversario, y la Escuela lo hace en 2018. Las dos siguen siendo, a día de hoy, referentes en el ámbito de la restauración y en el de la formación académica.