Una docena de alumnos extranjeros se han inscrito en el inicio de los talleres de cocina de 2018 que imparte nuestra Asociación Comeencasa, y que están gestionados por cinco voluntarias. En esta ocasión el grupo de jóvenes procedía exclusivamente de Latinoamérica (Venezuela, Colombia, Nicaragua, El Salvador, Perú, Bolivia y Honduras).  La mayoría lleva en España muy poco tiempo. Vienen a trabajar.

Los talleres se desarrollan en la cocina del Centro Social María Inmaculada, en Sevilla, cuya congregación religiosa acoge a personas inmigrantes que buscan trabajo en el servicio doméstico y seleccionan el alumnado para esta actividad.

Como viene siendo habitual, el primer día de clase se dedicó a los tres platos más básicos: lentejas, arroz con pasas y piñones y el tradicional tomate frito, un clásico que a todos gusta.

A través de estos cursos de cocina, la Asociación Comeencasa pretende facilitar la inserción laboral de personas inmigrantes, que tienen ya permiso de residencia o bien, están a la espera de conseguirlo. Con la asistencia regular y participación en los cursos, se les entrega un diploma acreditativo de la formación recibida, que les servirá como prueba de su integración en nuestro pais.

Y como complemente a esta formación, se gestionará también la obtención del carnet de manipulador de alimentos.

Una de las fuentes de financiación de estos talleres, que se desarrollan a través del voluntariado, es la venta de los libros de cocina editados por la Asociación Comeencasa, como son “Los martes, pescao” y “Los miércoles, legumbres”, de la autora Charo Barrios.