Además de continuar con sus excelentes tapas frías –conservas, salazones, ensaladillas, montaditos- , la taberna La Sorpresa (en Cádiz) quiere dar un salto de calidad, con una nueva modalidad: los martes, miércoles y jueves (mediodía o noche), se podrá reservar un menú de La Mesa Roja, la situada en el espacio de la entrada a la derecha, entre barra y ventana.  Entre 3 y 6 comensales podrán reservar en este hueco, con un menú cerrado, que se irá renovando periódicamente y que constará de platos muy especiales.

Las propuestas son obra de Juan Carlos Borrell (hijo) joven cocinero formado en la Escuela Superior de Hostelería de Sevilla. El precio del menú no incluirá la bebida (alrededor de 38 euros); y entrarán en escena los mejores vinos del establecimiento (manzanilla, blancos de Chiclana, amontillados, vermuts, etc. según platos). La carta finaliza con un cóctel especial junto al postre dulce.

Con esta iniciativa La Sorpresa quiere ofrecer un menú frío o templado algo más elaborado, al margen de los aperitivos que ofrece habitualmente. La Mesa Roja –de impoluto mármol, sin mantel- sugiere un modo distinto de comer variado, en pequeñas raciones de platos elaborados de alta calidad y con toques innovadores en preparación y presentación. 

Como ejemplo, el menú que hemos podido conocer: Mariposas, en escabeche; Bravas con Mejillones en escabeche; ostras rizadas de Cádiz al natural y marinadas al vermut; langostino autóctono de Chiclana en pan (en formato montadito); bacalao, escarola y vinagreta con jamón de pata (fuente de barro); ventresca de atún macerada en manzanilla pasada y aceite de anchoa, col y cacao (original elaboración y mejor sabor); solomillo de vaca de 3 años con champiñón en steak tartar, (tiernísima, sin necesidad de cuchillo); y postre de ciruela, cabra y coco, sabores variados.

La Sorpresa tiene un alto nivel de calidad en productos, conservas y en el servicio del vino. Su estilo la hace muy recomendable como referencia para propios y visitantes de la ciudad. Con La Mesa Roja desea ofrecer una degustación fija, cerrada y especial, aprovechando un espacio junto a la barra, como de mayor cercanía al servicio de camareros y por tanto de mayor atención si cabe, frente a las mesas instaladas en la trastienda. La Mesa Roja es una degustación seleccionada para un grupo de comensales que podrán disfrutar de sabores y su maridaje con los mejores vinos de la provincia. 

La Mesa Roja trae lo mejor de Cádiz con una puesta en escena propia de taberna, sencilla pero original, donde prima la materia prima y su mínimo procesado, para acercarse a platos selectos.