El pasado jueves día 1 disfrutamos de una nueva edición de las Tertulias del Ateneo de Cádiz, coordinadas por María Luisa Ucero. En esta ocasión con un poco de aire fresco colateral, con las últimas tendencias en cuidados y alimentación, a cargo del gaditano y NutriTrainer Coach Pablo Duarte López, el más joven de todos los invitados a las Tertulias. Su charla: “Bienestar y salud en la segunda juventud”.

Pablo Duarte, joven profesional del sector de los cuidados integrales, es especialista en ciencias de la actividad física y el deporte, y experto en nutrición natural y holística. Y en esta disciplina del arte de saber vivir, se integran la gestión de las emociones positivas y negativas. Salud de cuerpo y mente. Pablo tiene su empresa propia .

Al final, a la gastronomía siempre le afectan los parámetros de la nutrición, y ésta a su vez los de la actividad física, el deporte y los buenos hábitos. Sin duda la exposición de Duarte fue idónea para cualquier momento de nuestra vida, aconsejando pequeños cambios en nuestra forma de vivir.

De hecho la introducción de María Luisa Ucero aludió a la gran información contradictoria que nos llega constantemente sobre cuidados, modos de alimentación y hábitos en general.

Partió Duarte del concepto de salud, fruto de muchos factores (físicos, mentales o emocionales, como “el completo bienestar físico, social o mental”; citando la teoría del Nobel Otto Warburg sobre el origen de las enfermedades, por alimentación o modo de vida antifisiológicas.

Y fue repasando las claves más polémicas de nuestra alimentación:

EL AZÚCAR: es perjudicial y no la necesitamos. Es un ladrón de vitaminas y sustancias, accede al intestino y crea intolerancia, descalcifica y produce desequilibrios metabólicos. Nuestro cerebro necesita glucosa, no azúcar; y la tomamos de los hidratos de carbono. Hoy un niño consume más azúcar en un año que su abuelo en toda su vida. Ver página www.sinazucar.org

LAS ETIQUETAS: Hay un vacío legal. Los ingredientes indicados son verdad, pero los consejos no. Deberíamos comparar las etiquetas y el porcentaje de los diferentes ingredientes. (Por ejemplo, para ser pan integral debe figurar un mínimo de 70% de trigo integral). Etiqueta es sinónimo de procesado; con más de 5 ingredientes es nocivo.

FRUTAS: Hoy poco valoradas, pero lo tiene todo: fibra, antioxidante, antiinflamatorio, enzimas, y fácilmente asimilables. Ideal para procesos de pérdida de peso. Mejor tomarla en ayunas. Debe ser madura, de temporada y entera (polémica de los zumos).

CARNES Y DERIVADOS: La carne procesada y roja se relaciona con diversas enfermedades. Suponen exceso de proteína para nuestra fisiología, difíciles de metabolizar (72 horas en digerir cuando la fruta necesita 30 minutos).

COMBINACIONES DE ALIMENTOS: (en base a composición en proteínas, hidratos de carbono y grasas, ciertas controversias). Cada macronutriente tiene distinta asimilación. No juntar HC con proteína, proteína con proteína, hidrato de carbono con grasas y no proteína y grasas. Las verduras van con todo.

LAS DIETAS: como Dukan, cetogénica, disociada, alcalina, paleodieta, restrictivas, por calorías, etc., en realidad todas son malas por restrictivas.

PROPUESTA GENERAL: aumentar el consumo de fruta, disminuir el de carne y derivados así como los procesados y aumentar el consumo de alimentos crudos. Aconseja respetar las combinaciones, no restringir sino disfrutar comiendo y no pasar hambre.  

Por supuesto, la actividad física es fundamental, evitando el sedentarismo y alejando el estrés, la ansiedad, el rencor, el no expresar emociones, insistir en pensamientos negativos o creencias irracionales, o tener baja autoestima. Recordó Pablo Duarte que la edad es mental y que nos limitamos a nosotros mismos. Los estados emocionales influyen en nuestra salud.

Las palabras definen las emociones. Fisiología y emoción van ligadas, y hay claves para ser feliz: optimismo, perdón, agradecimiento, manifestar las emociones, comunicar, etc. 

Una charla interesante que a todos entusiasmó.