En casa siempre hay un plato de verduras en almuerzo o cena, es obligatorio. Puede ser cruda (los tomatitos cherrys son fijos de plantilla junto a otras hortalizas y buen aliño gaditano), o también en modo revuelto, salteado o crema. Y digo crema, porque hacemos una crema bastante espesa, algo más que puré, y además calculamos para que no nos sobre nada. Ésta es la última que hemos hecho como entrante en el almuerzo, antes del pescado que tocaba ese día y en la thermomix. Un plato caliente que siempre viene bien.

Ingredientes para dos personas: 3 puerros, 1 patata mediana, 1 pera (de agua o conferencia), 1 vaso de agua o caldo de verduras propio, 2 cucharadas de sémola de verduras, 1 pizca de nuez moscada, un chorrito de leche (de la habitual) y sal.

Limpiamos y pelamos los puerros y los troceamos en rodajas. Pelamos y troceamos la patata. Ponemos a calentar el agua (100º) en el robot junto con la sémola de verduras, durante unos 7 minutos.

A continuación ponemos los puerros y la patata y los dejamos a temperatura 100º durante unos diez minutos. Dos minutos antes ponemos la pera pelada y troceada, la nuez moscada y corregimos de sal. Trituramos todo a la máxima potencia, añadiendo previamente un chorrito de leche.

Es importante que la pera esté en su punto, porque su sabor queda en el puré.

Esta crema es mi versión de otra receta similar publicada en la página Directo al Paladar, una de las mejores webs de cocina y gastronomía que conozco.