La calle Compañía es una vía obligatoria de paso hacia el mercado de abastos, la catedral y las calles comerciales. Es una de las más transitadas de Cádiz. Se instalan en ella locales de moda, zapatería, pastelería, complementos y tiendas de regalos alternativos. En mitad de la calle acaba de abrir sus puertas La Virreina, un establecimiento recuperado como antigua abacería o ultramarinos, que tanta utilidad han dado siempre en el pequeño consumidor. María José Treviño es su propietaria. Una tienda con productos de calidad y cercanía.

Todo tipo de legumbres a granel, harinas, conservas de la provincia, múltiples variedades de té e infusiones, especias, mieles de nuestros pueblos, productos de algas (Suralgas), vinos gaditanos, conservas de Cantizano, aceite de oliva virgen extra, variedades de arroces, cervezas artesanas de Cádiz y nuestros magníficos quesos: su lema es “Buscando lo auténtico”.

La Virreina es un local elegantemente decorado y muy bien aprovechado en altura, en donde se sitúa el almacén y parte de su mobiliario.

Pero lo que va a caracterizar sin duda a La Virreina va a ser su catálogo de artículos para repostería, todo ello adaptado a las cantidades que pida el cliente. 

María José subraya que hace pequeñas compras y muy frecuentes, con el criterio de responsabilidad y eficiencia en el almacenaje. Sus proveedores son pequeños productores de la provincia que ofrecen un amplio catálogo de alimentos tradicionales, y dónde las legumbres son protagonistas.

Iniciativas como ésta hacen que no se pierda la figura del ultramarinos, en donde cliente y vendedor hablan directamente de sus preferencias, necesidades de compra y de lo que el mercado minorista de la alimentación es capaz de ofrecer. 

La Virreina es un negocio cuidado y diferenciado que falta hace en nuestra ciudad. Su propietaria disfruta con su actividad. Está en la calle Compañía número 4.

Más información aquí: