Aquí es inevitable contemplar dos partes muy diferenciadas: Extramuros e Intramuros o, lo que es lo mismo, Puerta Tierra y Cádiz. La ciudad acoge dos entornos marcados por la antigüedad de sus construcciones dentro de sus murallas y baluartes; pero a partir de finales del XIX, el arrabal de Puerta Tierra dejó de serlo y  vivió la expansión con nuevas barriadas, tal como hoy la conocemos. Dos zonas muy diferenciadas y un solo Cádiz verdadero. 

El joven escritor Gabriel Rodríguez Morales (funcionario público de profesión) ha contemplado ambas secciones y ha recopilado y descrito los nombres de las calles y plazas de Cádiz y Puerta Tierra, en sendos libros, publicados en 2016 y 2009 respectivamente. Dos completos manuales de consulta para todo curioso por conocer la ciudad y el origen de sus rincones, plasmado en las fachadas de sus edificios. La ciudad son sus calles.

Tuvimos ocasión de conocer a Gabriel, su obra y los pormenores de la publicación de estos libros el pasado viernes 27, en un encuentro llamado Café Cultural, a modo de tertulia. Cada calle o plaza aparece por orden alfabético, y detalla el origen y motivo de su título, así como los nombres anteriores que tuvo.

Gabriel Rodríguez Morales escribe por curiosidad, investigando el porqué de este nomenclátor, partiendo del callejero, recordando que fue Adolfo de Castro quien primero lo recopiló en 1856. 

Para sus libros, tuvo que realizar múltiples consultas al archivo histórico, solicitando datos del censo de la época, corroborando nombres en la propia calle. A lo largo de la historia, se han renombrado diversas vías en Cádiz, sobre todo en el año 1855. Hay que tener en cuenta que los primeros nombres de calles se referían a edificios, objetos situados en la misma y, en muchos casos, a oficios que se desempañaban en ella. 

“Significado e Historia de las calles y plazas del centro histórico de Cádiz” y “Significado e historia de las calles y plazas del Extramuros de Cádiz” forman parte de la colección literaria publicada bajo el nombre de Tántalo, que empezara el padre del autor en el año 1992, entidad constituida también como Asociación Cultural sin ánimo de lucro.

En la tertulia, el autor subrayó la labor de investigación en reconstruir los nombres y la historia de personajes, algunos de ellos poco conocidos por el pueblo, que de este modo quedan inmortalizados en la memoria.

Gabriel Rodríguez ha escrito otros libros de historia e investigación en prosa y en verso. También ha plasmado relatos cortos y obra poética sobre Cádiz.

Ambos libros son de gran utilidad para conocer nuestra ciudad, sus nombres ilustres y también la evolución de la vida cotidiana.