Compruebo a través de mi organizado buscador del blog (arriba, a la derecha), que ya publiqué una entrada sobre este restaurante, concretamente en febrero de 2017. Hará unas tres semanas estuve de nuevo con un primo mío residente en Madrid, (y buen valorador gastronómico), que pasaba unos días en Cádiz, y, que tanto le gustó que “tripitió” sus visitas a APLOMO, incluyendo el maridaje con vinos, que le encantó. Ahora el lugar acaba de cumplir su primer año con el mismo éxito inicial y es bueno recordarlo.

Tras el tiempo transcurrido, decir que el establecimiento continúa su estilo de buena cocina. No en vano tiene un personal más que formado y experto. Su breve espacio y pocas mesas –altas y bajas- no parecen influir en el interés del lugar, en el que se hace imprescindible realizar la oportuna reserva.

Pero creo que el punto fuerte de A PLOMO es sin duda un magnífico emplatado, que hace realzar sus buenas elaboraciones. En esta última ocasión me quedé encantada con su parrillada de verduras. Cada día son más los restaurantes y bares que ofrecen este plato, emblema de salud y sabor, en connivencia con el mejor aceite. Los aplaudo.

Pienso también que los vinos están bien representados en A PLOMO, y aquí me voy a dejar llevar por mi primo, gran degustador de toda clase de caldos, y que disfrutó especialmente con el maridaje, aunque el día que comí allí no pasé de la cerveza.

Buenos cocineros, buena cocina, buen servicio de sala, carta y disposición en platos. Todos los ingredientes de una cocina moderna, deliciosa, eficaz y con buena relación calidad/precio.

¡Ah! y he de poner como inolvidable el pulpo sobre patata cocida. Tengo hecho un ranking de pulpos allá por dónde voy, y éste es de gran categoría en mi opinión.

En fin, solo desear a los buenos profesionales de A PLOMO lo mejor, y que cumplan juntos muchos más. Es muy positivo contar con un restaurante como éste en la zona de Puerta Tierra, ni cerca ni lejos de los circuitos turísticos, pero adónde hay que ir expresamente. A PLOMO es además un lugar amable para el cliente.

¡Felicidades!