Dice el mediático Chef Enrique Sánchez que un buen gazpacho alcanza su mejor momento a las 24 horas de su elaboración, pues entonces ya han “ligado” todos los sabores de sus ingredientes y tiene su sabor más potente. Esta apreciación es un argumento técnico más en favor de la preparación del gazpacho el día antes en casa, para poder consumirlo al día siguiente. O sea, que no hay por qué acudir a los gazpachos envasados, salvo causa mucho mayor.

En los meses de verano he estado leyendo artículos de ciertos gastrónomos e incluso de periódicos digitales, en los que comparaban entre sí diversas marcas de gazpachos envasados, como una propuesta de sopa fría para incluir en los menús diarios. No hace falta decir que me deprimieron estos textos de opinión. Estaban defendiendo la idoneidad de comprar gazpachos envasados, cuando hacerlos en casa es una operación de lo más sencilla.

¿Y por qué debes preparar tu gazpacho?

1.- Porque podemos hacerlo en casa la noche anterior, en muy poco tiempo y guardarlo en la nevera hasta el siguiente.

2.- Porque 24 horas después estará aún más rico, en su punto.

3.- Porque podemos transportarlo fácilmente en una fiambrera hermética, para consumirlo en nuestro trabajo o bien para que los niños lo tomen en sus colegios. 

4.- Porque se trata de ahorrar envases, que ya está bien….y porque tu gazpacho sale mucho más barato.

Y lo más importante:

5.- Porque con el gazpacho de casa sabemos la procedencia y calidad de los ingredientes (aceite de oliva virgen extra, tomate, ajo y cebolla). Todos ellos son españoles, andaluces y símbolos de calidad, con lo que apoyamos nuestra economía agroalimentaria, que lo necesita.

Nada más fácil y útil que prepararnos nuestra sopa fría, y nada más fácil que comprar los tomates –por ejemplo- en la frutería de nuestro barrio.

Ahora que acaba de crearse la Academia del Gazpacho Andaluz, (en la que estoy metida también) es un buen momento para luchar porque la gente aprenda a preparárselo, a perfeccionar su sabor y textura, y se preocupe de su conservación, transporte y consumo como entrante en un menú sano.

Por eso hoy estoy defendiendo nuestro gazpacho, el de casa, único e irrepetible, que es lo mismo que defender nuestros aceites, tomates, pimientos, ajos, sal…. O sea, los mejores alimentos de nuestra tierra. Recuerda que los gazpachos envasados no informan de los orígenes de sus ingredientes.