Después de mucho probar y experimentar, encontré la receta que más gustó en casa. Además, me di cuenta de que en anteriores intentos había recargado demasiado el plato, así que era cuestión de quitar y poner. Al final, este es el plato ganador.

INGREDIENTES para 5-6 platos: 1 choco de 1 kg aproximadamente, 1 cebolla roja, 2 tomates maduros rallados, 1 diente de ajo, 200 g de garbanzos, 50 g de buen chorizo natural, caldo de pescado casero (resto de pescada, puerro, tomate y cebolleta hervidos durante 40 minutos), pimentón dulce y sal.

Se limpia por dentro y se corta el choco en trocitos en forma de aros y las aletas en trozos pequeños. Los tentáculos pueden quedarse enteros.

Tras el remojo, cocemos los garbanzos en el mismo agua (caliente), con laurel y media cebolla.

Se prepara un sofrito con la cebolla, el tomate y el ajo y cuando todo esté pochado, se incorpora el choco y los trozos de chorizo, mezclando todos los ingredientes y dejando que todo se cocine unos 10-15 minutos. Se añaden entonces los garbanzos cocidos y tiernos y el caldo de pescado colado en cantidad suficiente, para que los garbanzos queden cubiertos y algo más.

A partir de aquí se deja cocinar todo unos quince minutos, corrigiendo de sal.