Una receta encontrada en origen en un libro de recetas orientales, en el que abundan los platos de verduras. Y digo en origen porque le hice algunas modificaciones. Y aún así, nos encantó. Berenjenas ricas, ligeras y sanas. Ideales para una cena casera.

Ingredientes para 4 personas: 2 berenjenas de 400 g cada una, azafrán (1 cajita de hebras), 4 cucharadas de agua hirviendo, 2 yogures blancos naturales, aceite de oliva virgen extra, sal, hojas de perejil y trozos de pimientos rojos asados (opcionales).

Se precalienta una parrilla o plancha a fuego medio. Se cortan en rodajas (finas) las berenjenas, y se van colocando en la plancha pintándolas con un poco de aceite, dejándolas 6-8 minutos por cada lado.

EPSON scanner image

Se pone a calentar un poco de agua. En el mortero se dispone el azafrán y se maja junto con las 4 cucharadas de agua hirviendo y se mezcla. Se deja enfriar un poco.

Se añaden los yogures al agua con el azafrán y se remueve bien, con un poco de sal.

Cuando estén las berenjenas hechas, se disponen las rodajas en una fuente, se les pone encima la mezcla del mortero, las hojas picadas de perejil y los trocito de pimiento rojo.

Riquísimas.

(Y en cuanto al libro, una pasada en recetas orientales, ricas en colores y especias).