IMG_2900Finaliza el segundo día de cursos de verano de la Universidad de Cádiz, analizando otro de los usos documentados en el amplio espacio de la manzana Arbolí-Plaza de las Flores. José Manuel López Eliso, licenciado en historia, defendió la conferencia “La búsqueda de la mejora de la condición humana: el Liceo gaditano y el Ateneo de Cádiz”. Dos entidades que nacieron en la primera mitad del siglo XIX, en medio de importantes cambios y revoluciones.

José Manuel López situó la época: fiebre amarilla, bloqueo inglés, abdicación real de Bayona, asesinato de Solano, comienzo de la guerra de la Independencia, ofensiva de Napoleón con Soult, cambio de sede de la Junta Central, Consejo de Regencia en San Fernando, refuerzo del fuerte de La Cortadura por los ingleses, traslado de las Cortes a Cádiz, etc.

La Carta Magna recoge el ambiente político, pero Fernando VII retoma la persecución a los constitucionalistas. Son perseguidos los miembros de logias masónicas, se produce el levantamiento de Riego, la proclamación de la Constitución en la Plaza de San Antonio en Cádiz, el rey jura la Constitución, entra el ejercito de los cien mil hijos de San Luis, Cádiz es la sede del gobierno español. Durante la Regencia del Rey, nuevo asedio y promesas de perdón real. Década ominosa. En 1809 Cádiz es puerto franco, con la emancipación de ciudades de América.

IMG_2904En 1862 Isabel II visita Cádiz, que ya es capital de provincia. Hay una crisis generalizada, las desamortizaciones cambian la fisonomía de la ciudad. Hacia 1840 se incrementa el comercio con las colonias antiguas, exportaciones de vino de Jerez. Crisis de 1865-66. Crece el puerto de Barcelona y baja el de Cádiz.

En Segunda Aguada se establece la primera zona industrial de la ciudad, dedicada al sector naval, textil, fundición (origen inglés) y bodeguero. Malestar por el alzamiento el 18 de septiembre de 1968 de La Gloriosa, por el que cae Isabel II.

Los cambios en la ciudad son: el nuevo cementerio de San José, el agua potable, la alineación de edificios, nuevas calles y plazas, empedrados y enlosado de aceras y mejoras de alumbrados públicos. Para el suministro de agua se intenta reutilizar el acueducto romano, pero no fue posible, por lo que se acuerda una concesión con empresa privada.

La cultura está liderada por Europa. Hay revoluciones burguesas, amor al patrimonio y a las antigüedades, como referencia de linaje. Bailes elitistas de sociedades cerradas, por invitación y alto coste. Triunfa el asociacionismo, con intercambio de ideas y reflexiones.

IMG_2908En 1840 abandona La Casa de la Camorra la Sociedad Económica de Amigos del País. Más tarde un negocio de óptica ocupa la casa. Pero en 1844 se funda el

LICEO ARTÍSTICO Y LITERARIO.  Con admisión de socios de ambos sexos, y de tres clases: de número, de mérito y corresponsales. La cuota, 80 reales/mes. En la entidad se cultiva la literatura, la música, la pintura y la declamación. Los cargos directivos se nombran cada 2 años. Se sabe que el 31 de diciembre de 1844 estuvo allí Franz Litz tocando el piano en concierto.

En 1845 se cierra el Liceo por inactividad total. Los dueños del edificio montan un teatro-circo que no llega a cuajar. En 1847 tenían lugar allí asaltos de florete. En 1846 se celebran bailes públicos, mediante arrendamiento, y en los años 1850 y 1854 acoge una sociedad filarmónica.

EL LICEO GADITANO: En marzo de 1855 se funda una nueva entidad con fines lúdicos y educativos. No se permitía tratar de religión ni de política, y se admitía el juego con moderación, y las señoras «sin lujo». Tuvo su Reglamento interno para el ocio de la sociedad culta. Su cuota era de 15 r.v. mensuales. Los bailes y funciones estaban bajo censura. Tenía varias secciones costeadas por los socios que participaban en cada una. Como personaje de la entidad, Manuel José Sagrario de Baloy.

La inauguración oficial tuvo lugar en abril de 1855, siendo fundador Antonio Lorca. Socios de número y de mérito. Se fijan los motivos de exclusión, con decisiones absolutas y no revocables. Los acuerdos se toman por la mitad más uno. Cada sección tiene su propio Reglamento. En 1856 se realiza una auditoría a la sociedad dueña del Liceo, y es necesario liquidar deudas. Se nombra nueva Junta Directiva. En la prensa de la época aparecen quejas por la gestión de la entidad. Es más barato ir a los bailes que pagar las cuotas del Liceo. Época de expulsiones, con quejas al alcalde, Adolfo de Castro. En 1857 tiene serios problemas.

Se solicitan funciones por la Cía. Lírico-dramática española. Cuenta con cafetería, se bajan las cuotas, con reserva de butacas y aumentan las funciones, hay más demanda. Pero hay dimisión en masa y nueva junta directiva. Entre las actividades más notables, un homenaje a Fernando Osorio actor. Aparece el socio José María Bonmati, con algunos conflictos. Se representan zarzuelas, comedias, arias, etc.

Se cierra en 1858 y se llevan los muebles para otro edificio, el del Ateneo Literario y Científico, que termina en 1862.

ATENEO GADITANO: Se funda con algunos socios del Liceo, que pagan parte de sus deudas. Son 150 socios que pagan 40-50 reales. Se fijan los fines del Ateneo, con bailes y funciones gratuitos, y hay un mayor control del gobernador. El 1 de septiembre se aprueba su Reglamento.

El Ateneo edita un periódico (primero semanal, luego domingos y jueves). En 1860 se publica el álbum del Ateneo. En enero son ya 371 socios y se festeja con otros Ateneos y Academias. Además tiene su himno. Acogió competiciones poéticas. Al poco tiempo comienza su crisis, disminuyendo sus actividades y en junio de 1862 se disuelve definitivamente, y se cede al Ayuntamiento el edificio, junto a una placa conmemorativa.

CÍRCULO ARTÍSTICO RECREATIVO: con Juan Izquierdo, nuevo dueño, como fundador y primer presidente, con varias secciones. Varios tipos de socios: de número, fundadores, transeúntes y de mérito. Poseía una gran biblioteca en la planta alta. Organizaba diferentes actividades y conciertos solidarios. Estuvo hasta 1873, a modo de expresión de la burguesía y sus signos externos.

(Continuará).