piramide_nutri_2015La página Gastronomía y Cía. ha publicado diez conclusiones de la asociación DSP (Dietistas Sin Patrocinadores), en forma de críticas a la nueva pirámide de la alimentación saludable, y que presentó hace un año la SENC (Sociedad Española de Nutrición Comunitaria). La DSP indica diez errores e indefiniciones que no ayudan al consumidor a practicar una alimentación saludable.

En esta nueva pirámide –por ejemplo- aparece el alcohol, junto a una recomendación de consumo moderado y responsable, así como la bollería y pastelería a modo de consumo opcional, ocasional y moderado. Hay que tener en cuenta que estos productos son consumidos diariamente por la población en cualquier segmento de edad, y que son causantes de nuestros alarmantes niveles de sobrepeso y obesidad, además de otras enfermedades graves.

Lo mismo ocurre con los cereales y las patatas, que están en la base de la pirámide, en lugar de las beneficiosas frutas y verduras. Éstas deberían ocupar la mitad del plato estándar. El resto estaría formado por las proteínas y por los hidratos de carbono variedad integral.

Por ello, los profesionales de la DSP (libres de patrocinio ni presión de la industria alimentaria, como indica su nombre), subrayan que la actual pirámide de alimentación no ha evolucionado como debiera en los últimos 25 años, a pesar de las conclusiones de los estudios sobre salud. La pirámide por tanto, no sirve al consumidor medio como guía para organizar su alimentación de un modo saludable.

Y estos son sus diez consejos para mejorar la pirámide de alimentación;

  • PRIORIZAR EL CONSUMO DE FRUTAS, VERDURAS Y HORTALIZAS frente a otros alimentos. Los cereales refinados están en la base a pesar de su escaso interés nutricional y alta densidad calórica.
  • ELIMINAR LA RECOMENDACIÓN DE ALCOHOL y otros productos de consumo ocasional insanos, por ser causantes de enfermedades.
  • El mensaje debería ser evitar productos ultraprocesados, con comidas preparadas en casa.
  • PRIORIZAR EL CONSUMO DE ALIMENTOS FRESCOS, cercanos y de temporada. Aprovechar la estacionalidad.
  • NO RECOMENDAR LOS SUPLEMENTOS ALIMENTICIOS a la población en general, sino de forma individualizada y por profesional competente.
  • INDICAR CLARAMENTE la frecuencia de consumo de los alimentos imprescindibles para una alimentación saludable.
  • HACER HINCAPIÉ EN LA IMPORTANCIA DE LA CALIDAD DE LOS ALIMENTOS CONSUMIDOS.
  • LA PIRÁMIDE DEBE HABLAR SOLO DE NUTRICIÓN, y no de otros conceptos relacionados.
  • LA SENC se ve afectada por conflictos de interés por diversas empresas colaboradoras.
  • EL NUMERO DE INGESTAS DIARIAS no tiene base científica, sino que es opción de cada persona sana.

Personalmente creo que la pirámide de alimentación no es clara ni fácil de entender por el público, para así poder seleccionar los alimentos más saludables, frescos, o de mayhor calidad (aspecto éste del que apenas se habla).