¿Por qué deberías incluir el pescado en tu dieta?

Por qué deberías incluir el pescado en tu dieta - Come en casaEl pescado es uno de los alimentos más saludables que no debería faltar en tu dieta. Sin embargo, no muchas personas le tienen mucho cariño a esta maravillosa fuente de proteínas, pues su aspecto no es muy agradable a la vista. Otros simplemente no tienen opción y deben comerlo por el hecho de vivir en la costa.

Aquí puedes ver una lista de alimentos que son casi pura proteína.

Es un alimento básico para el crecimiento de los niños y para personas de cualquier edad, a ello se debe su aparición en la pirámide nutricional. El pescado es un excelente sustituto de las carnes rojas y a pesar de su aspecto tiene un sabor delicioso. Además, se presta para prepararlo de muchas maneras que sin duda deleitarán tu paladar.

Si no comes pescado con frecuencia, hoy te traemos 9 razones para hacerlo, ¡toma nota!

  1. El pescado es nutritivo

El pescado aporta nutrientes que las personas suelen carecer, como el yodo, vitaminas y minerales, y proteínas de alta calidad. Aunque el pescado, en general, es bueno para nuestra alimentación, existen unos mejores que otros. Te recomendamos elegir los grasos como el salmón, el atún, y la trucha.

  1. El pescado reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares

Si quieres tener un corazón más sano, es obligatorio que incluyas el pescado en tu dieta. Los ácidos grasos omega -3  y – 6 contribuyen en reducir el colesterol, al igual que la salud cardiaca y arterial. Los nutricionistas recomiendan ingerir pescado a aquellos que sufren del corazón, de esta manera se evitarán infartos y accidentes cardiovasculares.

  1. El pescado contribuye en el desarrollo

Los ácidos grasos omega -3 son ideales para el desarrollo del cerebro y de los ojos del feto, por eso se recomienda su consumo a mujeres en gestación. La carne de pescado es de alto valor biológico ya que contiene todos los aminoácidos esenciales para el ser humano.

  1. El pescado es bueno para el cerebro

Cuando se envejece, el cerebro comienza a deteriorarse poco a poco, y mucho más con enfermedades degenerativas como el Alzheimer que provoca la pérdida de recuerdos y la esencia humana. El consumo regular de pescado no previene ni cura estas enfermedades, pero ayuda a retrasar el deterioro cerebral.

  1. El pescado contiene vitamina D

La vitamina D no es un nutriente que podamos obtener de muchos alimentos, sin embargo, uno de los pocos alimentos que contienen este nutriente son los pescados azules como la anchoa, el arenque, la sardina, el salmón, la palometa, el jurel y el congrio.

Puedes conocer más alimentos con vitamina D en Nutrición Sin Más.

  1. El pescado previene la depresión

La depresión es un trastorno cerebral que interfiere con la vida diaria al causar excesiva tristeza, melancolía e infelicidad. Lamentablemente, es uno de los problemas más comunes del mundo que pueden llevar al suicidio.

Se ha demostrado científicamente que las personas que consumen pescado son menos propensas a desarrollar depresión, esto se debe a su alto contenido en ácidos grasos –omega 3.

  1. El pescado previene el asma

El asma es una enfermedad de los pulmones que inflama y estrecha las vías respiratorias. Curiosamente, sólo tiene efectos positivos en los niños, pues algunos estudios han demostrado que aquellos niños que consumen pescado frecuentemente tienen menos riesgo de desarrollar la enfermedad. Los estudios en adultos no arrojaron ningún resultado importante.

  1. El pescado es bueno para la vista

El consumo frecuente de ácidos grasos omega -3 que contiene el pescado, puede reducir el riesgo de desarrollar degeneración macular, un trastorno ocular que destruye poco a poco la visión central y aguda. Los enlatados de atún y los pescados azules como la sardina, la trucha, el salmón y el cazón son los ideales para prevenir este terrible trastorno.

  1. El pescado tiene pocas calorías

El pescado aporta pocas calorías, lo que lo hace un alimento ideal para bajar de peso o mantenerse en el peso ideal. El contenido calórico de esta carne es relativamente bajo: cada 100 g de pescado magro tiene entre 70 y 80 kcal, mientras que cada 100 g de pescado azul contiene entre 120 – 200 kcal.

Como ves, el pescado juega un rol importantísimo en nuestra salud. ¡Ahora si tienes razones para salir corriendo a la pescadería!