Rape guisado sin complicaciónMuchas de las recetas que busco para guisar el rape –sobre todo las de los libros antiguos de cocina- indican que hay que enharinarlo y freírlo un poco. Pero a mí este sistema no me convence, porque no me gusta disfrazar los sabores del buen pescado con fritos. Ya sé que el rape suelta agua sobre todo si no se ha completado la descongelación correctamente. Pero decidí cocinarlo al estilo clásico, en una cazuela y esperando el resultado.

Ingredientes: 1 kg de rape limpio y a trozos, 1 cebolla grande, 1 pimento rojo, 1 diente de ajo, 2 tomates maduros, ½ vasito de vino fino, aceite de oliva virgen extra y un puñado de especias de algas y sal. Conservamos el hueso central. Como especia opcional y que funciona muy bien, las hojillas de ñoras.

En la cazuela sofreímos la cebolla muy picada y cuando esté transparente le ponemos el pimiento rojo troceado y los tomates pelados y picados en tamaño de dados, dejando que todo se poche bien. El hueso del rape debe estar durante todo el sofrito para que suelte sabor. Luego lo tiraremos.

A continuación ponemos el vino y dejamos que se evapore unos diez minutos. Pero cinco minutos antes colocamos los trozos de rape con un poco de sal y especias de algas, los salteamos y los dejamos guisar.

Servir.

Un plato riquísimo que no tiene nada especial.