Finaliza otro ciclo de talleresEl 27 de abril pasado finalizó un nuevo ciclo de talleres de cocina organizado por nuestra Asociación, Comeencasa. En esta ocasión, con ocho personas, procedentes de tres continentes: Europa, África y América. Cada uno con su pasado, su presente y sus ilusiones de futuro. Todos ellos han asistido con regularidad a las cinco clases de cocina que les hemos impartido.

En la imagen están recogiendo sus diplomas, una de las pruebas escritas que les van a servir como prueba de su estancia en España, en orden a su regularización como ciudadanos cuando llegue el momento; momento que tardará tres años según la legislación actual, en darles sus papeles de residencia.

Han atendido nuestras enseñanzas, han compartido las prácticas de cocina con nosotros y han degustado nuestras elaboraciones durante las clases.

También les hemos enseñado a hacer menús completos o equilibrados: proteínas, verduras y carbohidratos en sus respectivas dosis, han sido  las condiciones exigidas para propones menús.

Más de diez horas en total compartiendo un espacio.  Más de diez horas hablando de platos, de ingredientes, de técnicas y de modos de comprar.

Y una cosa que hemos sabido: ellos no planifican sus comidas. No saben lo que van a comer al día siguiente. Y me temo que eso es muy normal en muchas personas, que improvisan cuando faltan dos o tres horas para el almuerzo y echan mano de lo primero que encuentran en el supermercado. Mal empezamos.

Ahora nos toca liquidar gastos, cerrar la cocina hasta después del verano, replantearnos nuestros métodos y mirar hacia el futuro para retomar nuestras actividades en breve.

Lo que más les ha gustado –según declaran-, el salmón al horno con verduras.