Berrueco Gastro1En restauración hay mil y un formatos posibles. Pero el ideólogo debe tenerlo claro, porque de sus ideas saldrán actuaciones, platos y….clientes, o incluso amigos. Todo cabe en el universo del ocio culinario-cultural si está definido y organizado para ello.

Ayer sábado acudimos blogueros y amigos a la Peña El Berrueco (Medina-Sidonia), invitados por Amalia Quero (su alma mater  y sin embargo amiga nuestra), para hablarnos de su nueva temporada, de su reorientación. Bajo el nombre de Berrueco Gastro, el lugar ampliará y diversificará su contenido gastronómico y cultural. Es decir, ahora más que nunca estará preparado para todo. A ver si logro explicarme.

Berrueco Gastro presentTras dos años de funcionamiento, la Peña Gastronómica y Vinícola El Berrueco lo seguirá siendo, pero se hará más versátil si cabe. Continuará uniendo gastronomía y cultura, sin llegar a ser bar ni restaurante. Con un máximo de 25-30 personas en pista, perdón, en mesas, adoptará un concepto de trato diferente, no solo para comer. Por ello, se ampliará el servicio.

Berrueco Gastro ofrecerá desayunos tipo andaluz, pero también tipo inglés (que turistas haylos en la zona). Preparará cócteles (que también saben de eso), y seguirá organizando comidas temáticas dos veces al mes (ésta es una de sus mejores bazas); los menús de la carta se cambiarán periódicamente, pero se comprometen a mantener 6 entrantes y 3 platos principales de manera fija, para quienes no gustan reservar. Seguirán abriendo de viernes a domingo, en una cocina hecha también para informales del horario.

Berrueco Gastro mosaicoEn todo esto tendrá gran responsabilidad la otra parte de El Berrueco, María del Carmen Díaz Cerviño, que es quien traslucha con ollas y cazuelas en el fuego y luego pregunta al comensal su opinión del potaje.

Amalia desea que El Berrueco Gastro sea un lugar singular y con encanto, abierto a todo el mundo –personas e ideas de buen vivir-, desde esto que es una casa para amigos interesados en viajar por sabores sin salir de Medina Sidonia; la buena cocina y los pequeños detalles particulares y únicos lo harán posible. Y lo han demostrado en estos dos años.

Porque además Amalia, como Mamen, son grandes cocineras. Por eso están tan seguras de sí mismas.

Almuerzos de amigos, de trabajo, cenas románticas, desayunos reconstituyentes, cenas de coctelería, meriendas inolvidables, cumpleaños, conferencias o tertulias culturales, etc., todo lo original es posible en El Berrueco. Y siempre habrá una carta fija de arroces, guisos, pescados y carnes, con platos para veganos y vinos de calidad.

Me queda describir la puesta en escena del acto del sábado, que supuso redistribuir mesas y sillas para exponer los productos gaditanos, con los asistentes de pie, dando la oportunidad de conversar y probar:

Cervezas Volaera (artesana del grupo La Portuense), vinos Bodegas Forlong y Primitivo Collantes (sus vinos siempre en nuestra casa); y quesos payoyos de la marca Distintivo de Calidad, con su gerente José Manuel, que anunció la creación de la D.O. Quesos de la Sierra de Cádiz, así como la IGP Quesos de Villaluenga.

Pero la “Casa” puso también una muestra de su cocina de insigne marca blanca: un magnífico kiche de puerros (jugoso), una gran tortilla de patatas tradicional, entre otros, que hicieron las delicias de los asistentes.

Es que El Berrueco Gastro, además de vender especialidades culturales, puede presumir de buena cocina, de verdad.

Solo desearles lo mejor en esta nueva etapa.